Discurso | 12, Octubre 2017
VII Feria Internacional del Libro en el Zócalo

Discurso: Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Patio Oriente del Antiguo Palacio del Ayuntamiento

Tema: Inauguración de la XVII Feria Internacional del Libro en el Zócalo y entrega de premios

Buenas tardes, Buenas tardes a todas, a todos ustedes. Quedaría ya poco por agregar después de lo que se ha dicho aquí; de reconocer a todos y cada uno de los galardonados y galardonadas, a todos los jóvenes, a los cronistas, a quienes hoy están siendo objeto de estos premios que llevan nombres que también significan mucho para nosotros y que por supuesto transmiten estas ganas y este entusiasmo por seguir produciendo, por seguir generando más y más cultura.

A todos y cada uno de ustedes los felicitamos por el esfuerzo hecho. A todos y cada uno de ustedes los reconocemos. Yo quiero saludar la presencia por supuesto de Elenita Poniatowska; agradecer muchísimo que esté aquí y que además pues nuestro bienvenido joven galardonado venga desde su tierra a recibir este premio de manos de Elenita Poniatowska.

Verdaderamente un privilegio y estoy seguro que eso hará que haya un entusiasmo mayor por seguir con esta producción y seguir por supuesto con esta tarea de cultura. Agradecer también la presencia del Señor Embajador de Chile.

Muchísimas gracias, gracias de nueva cuenta como lo hicimos hace unos minutos por el apoyo, por el apoyo a la Ciudad de México y a México porque fue un apoyo inmediato, fue un apoyo solidario que reconocemos todos.

Difícilmente habíamos imaginado que pudiéramos vivir un episodio como el que se vivió en el 85; todos teníamos ese sismo como un sismo emblemático de dolor, como un sismo emblemático de una gran tragedia que habían envuelto a la Ciudad de México y a México y ahora muchas imágenes se volvieron a recrear en quienes habíamos visto las imágenes del 85.

Apenas hacía unos meses, habíamos entregado reconocimientos a las representaciones internacionales que ayudaron en el 85. Apenas tres semanas, cuatro semanas antes estaba yo entregando vivienda a quienes durante 32 años estuvieron viviendo en campamentos en la Ciudad de México después del sismo del 85.

Y quien nos iba a decir que el mismo día después de haber realizado un simulacro, la naturaleza nos iba a demostrar que somos tan efímeros, que duramos tan poco aquí, que tenemos que vivir tan intensamente en armonía y que debemos de buscar construir entre todos una mejor ciudad y por supuesto un mejor país.

Lema de esta Feria del Libro, es un lema que se ha acuñado precisamente en esta experiencia y se habla de cultura solidaria, una cultura que nos va a ayudar en otra tarea que estamos anunciando. Ya hemos anunciado la tarea de reconstrucción material, la reconstrucción de los inmuebles, la tarea de la reconstrucción económica, para que la Ciudad de México siga siendo un motor nacional, para que la Ciudad de México siga teniendo vida en la generación de bienes, en la generación económica.

Ya hemos anunciado también la reconstrucción de las familias, en donde hemos apoyado y seguiremos apoyando a los niños que quedaron sin papá o sin mamá o sin ambos; a las mujeres que ahora se convirtieron en jefas de familia; a los hombres que han tomado el liderazgo total de sus casas, atendiendo a sus hijos, las necesidades de su familia.

Y ahora estamos con este arranque, con esta Feria del Libro en la Ciudad de México, la más grande, no porque queramos decir que es la más grande de todo México o queramos ponerle un toque de presunción, sino porque estamos en una plaza tan grande, de tan amplia convocatoria, que difícilmente habría otra Feria del Libro que pudiera tener tantos visitantes, tantos observadores, tanta gente visitándola y viéndola en el día a día.

Y por eso, hoy con esta feria iniciamos otra tarea muy importante: la reconstrucción cultural de la Ciudad de México en este marco de la Feria del Libro. Una feria que nos va a servir para hacer este homenaje a la cultura solidaria espontanea, la estamos viviendo, la estamos escuchando en el día a día y obviamente, será un buen marco para la inspiración.

Vamos a tener, como ya se dijo aquí, la presencia de nuestro país invitado, que es Chile; agradecemos muchísimo la participación no solamente de la solidaridad mostrada en las primeras horas de urgencia, de emergencia del país y de la ciudad, sino por supuesto ahora con esta construcción literaria.

Agradecemos a todas las editoriales que participaron, a quien mandó el libro del joven que hoy está siendo galardonado —que buen tino porque ahí está el resultado—y a todos los escritores, escritoras, a toda la gente de la cultura que participa en esta ciudad.

A quienes están aquí presentes acompañándonos, a quienes no están hoy presentes pero estarán en la feria, en su Feria del Libro quiero decirles que sí pasamos por un momento complicado, desde el punto de vista de planeación y de desarrollo de la Feria del Libro, porque las revisiones de toda la Plaza, las revisiones de Catedral, las revisiones de la propia plancha nos habían colocado en un jaque complicado para todo el desarrollo de la feria.

Pero con la voluntad de todos ustedes, de todas ustedes, con la participación de las casas editoriales, de los escritores, de quienes van a venir de fuera y de Eduardo, a quien le quiero reconocer este trabajo, a él y a todo su equipo, porque fue muy importante.

Es que no obstante este luto que vamos a llevar seguramente por mucho tiempo, por la tragedia que vivimos, hoy estamos abriendo el corazón a la cultura y hoy estamos dando cuenta de esta décimo séptima Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México; en su ciudad, en su zócalo.

Gracias a todos y cada uno de ustedes, muchas gracias y de nueva cuenta felicidades, felicidades a todos los hombres y mujeres que participaron, gracias a quienes hoy nos están acompañando, a la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, a las diputadas que nos acompañan, a todos ustedes muchas gracias. A nuestros amigos y amigas de los medios de comunicación.

Estoy seguro que será un éxito esta cultura solidaria hoy aquí en el Zócalo capitalino. Gracias, buenas tardes


Publicado el 12, Octubre 2017