Discurso | 12, Abril 2017
Tarjetas del Programa Educación Garantizada

Discurso: Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Centro de Desarrollo Comunitario Venustiano Carranza

Tema: Entrega de Tarjetas del Programa Educación Garantizada

Muy buenos días a todas y a todos ustedes, me da mucho gusto saludarlos, saludarlas. Agradezco, como siempre, la presencia del jefe delegacional en Venustiano Carranza, el licenciado Israel Moreno.

De la misma manera, quiero agradecer y reconocer la presencia del diputado José Manuel Ballesteros, presidente de la comisión de Normatividad Legislativa Estudios y Prácticas Parlamentarias, gracias por acompañarnos; y a mis compañeros de Gabinete, de Gabinete ampliado; a los institutos que participan con nosotros.

A las áreas de la sociedad civil; y a todo el personal DIF que trabaja en la Ciudad de México, a todas las mujeres del personal DIF muchas gracias por toda su tarea, por toda su dedicación las felicito, como siempre, mi reconocimiento a ustedes. Y a los hombres también, también los felicitamos.

Hoy estamos aquí, con el testimonio de nuestros amigos y amigas de los medios de comunicación, haciendo entrega de esto que es realmente sustancial, fundamental para nuestro país.

Es importantísimo que se garantice la educación de los niños y de las niñas, si nosotros no aseguramos la educación de los niños y de las niñas estaríamos cometiendo un grave error.

Se está trabajando en una reforma estructural educativa, se está trabajando y todos los días estamos escuchando que se trabaja en esta reforma estructural y cambiamos el modelo educativo y cambiamos las leyes y cambiamos las normas. Pero hay que asegurarnos de que los niños y que las niñas puedan ir a la escuela, hay que asegurarnos de que se tenga el recurso para poder ir a la escuela.

Muchos aquí en la ciudad padecen para poder ir hasta sus lugares de educación y sobre todo esa dificultad se hace más amplia, se hace más grande cuando falta alguno de los papás o cuando falta alguien que apoye a ese niño o a esa niña o cuando hay un eventualidad y surge una discapacidad y entonces la familia se ve limitada en la posibilidad. Y surge una decisión, una toma de decisión: o comemos o vas a la escuela; esa es una realidad.

Y por eso es que este importante programa tiene la relevancia que tiene, por eso hoy estamos haciendo entrega de 230 tarjetas de Educación Garantizada para estos niños y para estas niñas; porque queremos que sigan estudiando.

¿Ese es el compromiso niños, niñas?, ¿sí o no? Es el compromiso de seguir estudiando siempre, nosotros los vamos a estar apoyando. Pero ustedes tienen que comprometerse con nosotros a estudiar. Quiero que me levanten la mano los niños y las niñas que van a estudiar, no veo a los de allá atrás, están muy apagados —allá vi, hasta con una botella, quien trae una botella de agua, ya te vi, muy bien, así, levántala para que yo la vea— porque ahí es donde vamos a empezar a entregar las tarjetas: donde estén los niños y las niñas comprometidas para estudiar.

¿Qué quieren los niños y a las niñas? Estudiar ¿verdad?, ¿qué quieren? Estudiar, muy bien. Vamos hoy a entregar estas 230 tarjetas.

Este es un esfuerzo del Gobierno de la Ciudad que asciende aproximadamente a 94 millones, esto es lo que destinamos para apoyarte a ti papá, para apoyarte a ti mamá, para apoyar a ti abuelita, abuelito, a quienes se quedaron al frente, al tío, a la tía, a quienes se quedaron al frente de este compromiso por la educción. Para que los niños y las niñas tengan educación.

Ya vieron ustedes, desde edades muy tempranas, hasta bachillerato estamos apoyando aquí.

Fíjense si no será importante esto para la ciudad de México ¿supieron que hubo recortes verdad?, ¿supieron que hubo recortes de presupuesto? Pues hicimos todo lo necesario para mantener el programa, para que no te faltara ese dinero y para que nuestros niños y nuestras niñas tuvieran este apoyo garantizado porque es por su educación.

Estos 94 millones se garantizaron antes de cualquier otra cosa.

¿Y qué más? Miren, tenemos nueve mil 310 beneficiarios, nueve mil 310 beneficiarios de este programa. ¿Qué es lo que queremos?, ¿cuál es la meta? Porque tú me lo has pedido, porque tu mamá, porque tu abuelita, porque en la calle nos dicen: “oye yo no alcance lugar, yo también tengo un niño y tengo una niña y estamos en la misma situación y necesito que me ayuden”

¿Y cómo le hacemos si no tenemos presupuesto?, ¿de dónde sacamos?, ¿de dónde más sacamos? Y entonces, le dijimos a Gamaliel, le dijimos: “no sé cómo le vamos a hacer pero vamos a aumentar este programa”; y empezamos a ahorrar de otras cosas, de otras tareas, empezamos a juntar el dinero y saben qué.

Vamos ahora a dar apoyo ya no a nueve mil 300, vamos por 10 mil niños y niñas para apoyarlos en este compromiso, vamos por 10 mil, vamos a seguir creciendo.

Y es lo que siempre he dicho, si esto lo lleváramos a todo el país ¿no sería mejor?, si este apoyo se lo lleváramos a los niños que a veces tienen que caminar 2 o 3 kilómetros en la terracería para poder llegar a la escuela y que llegan sin desayunar, que llegan sin comer y así se regresan otra vez a su casa y después tienen un alimento escaso, ahí es donde hay que apretar, ahí es donde hay que poner el ejemplo.

Miren, hay varios países en el mundo que se han concentrado en esto y yo creo que México tiene que voltear la mirada hacia allá y darse cuenta que varios de estos países que tienen tanta fuerza desde la sociedad, es porque educaron a todos los niños y todas las niñas, podrían tener otras carencias, podría haber otras necesidades, pero todos los niños y todas las niñas comen bien, están bien nutridos y están bien educados.

Finalmente yo les preguntaría a los papás, a las mamás que están aquí, a los abuelitos, a los tíos, ¿por quién trabajamos o para quién trabajamos?, si no es para ellos, ¿no es para los niños y para las niñas?, ni modo que estuviéramos trabajando para que nosotros comamos nada más ¿no?

Estamos trabajando para ellos, tú (mamá), le quieres dejar un mejor futuro a tu hijo, tú no quieres que tu hijo viva como tú vives, quieres que tu hijo viva mejor, que tu hija viva mejor, que tenga más oportunidades, ¿donde está la clave de las oportunidades?, en la preparación, en el estudio o ¿no?, cuando van avanzando en años te das cuenta que van mejorando, cuando se dedican al deporte, cuando se dedican al estudio, cuando tú los vas viendo desarrollar.

Eso es lo que queremos con este programa, es un programa que como estaba comentando Nashieli ha sido evaluado, ha sido medido, ha pasado exámenes y se ha dicho internacionalmente que es un programa bueno, que es un programa que les sirve a los niños y a las niñas. Ha ganado reconocimiento como programa de buenas prácticas subnacionales, en toda América Latina, esa es una buena noticia y también el primer reconocimiento de mejores prácticas de monitoreo y evaluación.

Esto qué quiere decir traducido, que tus niñas y tus niños están en buen programa, que les va a servir, para destinar este apoyo económico para su educación, no tiene precio, o sea lo que digamos hoy, si les diéramos 100, 200, 300, los más de 800 que son o más, eso no es lo importante, lo importante es que tú te ocupes de que ese dinero se destine a que ellos vayan a la escuela, lo importante es que ellos salgan adelante y que nosotros podamos hacer ese cambio de generación y que entonces sean cada vez mejores.

Cada papá, cada mamá quiere que su hijo sea mejor que él, que verlo reflejado en el orgullo de una persona con un porvenir. Nosotros nos vamos a ocupar de esto, vamos a estar trabajando en estas tareas, yo le agradezco a todos los que nos ayudan, hoy quiero decirle también a los niños y niñas porque están de vacaciones ¿no?, ¿no están de vacaciones?, si no pues me dicen, si no están de vacaciones quiere decir que seguramente no quieren ir a ningún lugar en este año, en este año que van a recibir su apoyo.

¿Quieren ir a algunos lugares?, les voy a decir algunos lugares a donde pueden ir si se portan bien, si estudian mucho, porque si nos llega la queja de que no estudiaron entonces no vamos a ir a esos lugares ¿ok?, ahí me van diciendo si estamos de acuerdo a que vayamos o no, vamos a visitar museos ¿quieren?, vamos a parques a diferentes parques ¿sí o no?, ¿vamos a la Granja de las Américas?

Vamos a ir a Recórcholis también, vamos a ir a Kidzania también y vamos a ir a Six Flags, ¿les parece bien?, yo ya sabía porque ese ganó el primer lugar, en la mente de los niños está muy posicionado, Six Flags y siempre nos da mucho gusto, miren, con ellos hacemos un esfuerzo para que ustedes no solamente les exijamos que estudien sino también que se diviertan.

Es parte del desarrollo de los niños, la risa, el juego, es como ellos aprenden también muchas de sus habilidades, hay que dejar que los niños jueguen, que los niños se rían, esa es parte de la alegría de la vida.

Nosotros vamos a seguir trabajando y vamos a seguir trabajando con toda dedicación y hoy nos acompañan por acá nuestros amigos del futbol americano profesional de los diferentes equipos de Raptors creo que hay varios, se ve que comieron bien, ¿verdad?

Ya ven niños como si comen frutas y verduras, pura fruta y pura verdura comían estos chavos, pues ahí está el ejemplo de lo que hay que comer, amaranto seguro también, de vez en cuando un dulcecito, sí, de vez en cuando pero todo fruta, verdura, mucha acelga, mucha lechuga, muchas verdolagas, comían jitomate, de todo eso, ya ven que se pusieron fortachones.

Bueno, los vamos a invitar y también vamos a encargarnos obviamente de que vayan las mamás y que vayan los papás a la semifinal, ¿cuándo es?, domingo 23, ¿nos acompañan a la semifinal de futbol americano a verlos jugar? Órale, entonces vamos a organizar para que ese día tengamos transporte, para que los podamos llevar, para que los invitemos y para que nos acompañen a ver cómo juegan estos muchachos, a ver si sí es cierto que son tan garrudos ahí en la cancha con el balón de futbol americano.

Y ese día, Gamaliel, te voy a encargar que tengamos unos 20, 30 balones de futbol americano para, a ver qué hacemos, o los sorteamos o los cachan o a ver qué para que los chavos vayan también y se lleven su balón de futbol americano de la CDMX, ¿vale?, ¿sí lo hacemos? Órale.

Bueno, miren, vamos a seguir con estos programas, hoy la Ciudad de México tiene varios bien importantes, yo quiero decirles y por aquí vamos a hacer una selección porque hoy me está acompañando Paco Labiaga, Paco Labiaga tiene un programa muy bonito que desarrollamos con el DIF en donde hace este ejercicio, fíjate, yo les voy a dar unos tips porque esto lo hacemos con Paco, con Paco vamos y los llevamos un fin de semana para que nada más convivas con tu hijo, con tu hija para que te identifiques más, para que platiques con él, para que le digas todo lo que no le dices cuando tienes tanto trabajo.

A veces te vas, ¿y qué?, está dormido, y regresas, ¿y qué?, ya está dormido otra vez, ese es el problema.

Entonces cuando llegas a tener esta convivencia como la que organizamos se pone muy bonito porque tienes una comunicación muy cercana y les voy a platicar algunos de los ejercicios que se hacen en este recorrido, luego Gamaliel los va a ir convocando a los que participen en este programa, en este paseo, pero imagínate, haces esta prueba, pones las manos de tu niño y las manos de otros cuatro niños y los tapas, nada más que se vean las puras manos y luego ves todas las manitas así y a ver si identificas cuál es tu niño o cuál es tu niña.

Que te tapen los ojos un día y entonces se te acerquen dos o tres niños y los huelas, fíjate, entonces a ver si lo identificas con el olor, ¿saben quién gana esa prueba?, las mamás ganan esa prueba pero fácil.

Es que, fíjense, todavía los instintos que están ahí que en estas cosas es donde te das cuenta, pero luego viene al revés, ¿no?, entonces al niño le tapas los ojos y empieza a tocarte y nada más de tocarte identifica al papá, tiene que tocar a otros dos o tres, es difícil que se equivoquen.

Es increíble lo que puedes vivir y lo que puedes conectarte con tu niño, con tu niña, qué bueno que ustedes estén comprometidos con esto, qué bueno que nosotros podamos ayudarles, lo hacemos de corazón, pero ustedes tienen la responsabilidad mayor, educar a estos niños, nosotros solamente los apoyamos.

Ustedes son la parte esencial, cuídenlos, quiéranlos, fórmenlos, de estos niños depende que nuestra ciudad sea cada vez mejor, sea mayor, más grande, más bonita, porque ellos se van a encargar de cuidarla.

Nosotros nos vamos a encargar de cuidarlos a ustedes y ustedes nos ayudan a cuidar a los niños, muchísimas gracias, nos vemos muy pronto, que la pasen muy bien, seguimos adelante, un beso para todos, que la pasen bien.


Publicado el 12, Abril 2017
Etiquetas