Conferencia de prensa | 14, Septiembre 2018
Reconstrucción CDMX

Conferencia: Secretario de Obras y Servicios de la Ciudad de México, Gerardo Báez Pineda; y de la directora general del Instituto de Vivienda de la CDMX, Itzel Arizabalo Priego

Lugar: Salón Murales del Antiguo Palacio del Ayuntamiento

Tema: Reconstrucción de la capital del país

DIRECTORA GENERAL DEL INSTITUTO DE VIVIENDA DE LA CDMX, ITZEL ARIZABALO PRIEGO: Muy buenas tardes.

El Instituto de Vivienda ha realizado acciones de apoyo a la población afectada a través de tres programas: otorgamiento de ayudas de renta en dos etapas para la población que no puede habitar sus viviendas, crédito emergente de reparación de vivienda y financiamiento para la reconstrucción de inmuebles que quedaron en condiciones de inhabitabilidad.

Para la atención de dichos programas se ha erogado la cantidad de mil 375 millones 642 mil 807 pesos.

Las primeras acciones del Instituto iniciaron el 25 de septiembre del 2017 otorgando apoyos económicos a las personas afectadas por el sismo del 19 de septiembre, los cuales consistieron en la entrega de hasta tres cheques por un monto de 3 mil pesos.

Los apoyos se entregaron de manera coordinada entre la Secretaría de Gobierno, el Instituto de Vivienda y la Contraloría General, todos de la Ciudad de México.

En esta primera etapa de apoyo de renta, se beneficiaron a 22 mil 742 familias, se entregaron 53 mil 300 cheques, dando un importe total erogado de 159 millones 921 mil pesos.

Las delegaciones a las que más apoyos se les dieron fueron Iztapalapa, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Coyoacán y Xochimilco.

Como una segunda acción de apoyo, a partir del 10 de noviembre del 2017, este Instituto instrumentó el otorgamiento de Créditos Emergentes de Reparación de Vivienda.

Dichos créditos tienen como objeto ayudar a la población afectada a restituir sus condiciones de vida previas a la ocurrencia del fenómeno, mediante el otorgamiento de financiamiento para realizar trabajos de reparación de sus inmuebles que garanticen la habitabilidad de sus viviendas y les permitan regresar en condiciones de seguridad.

Al día de hoy se han otorgado 7 mil 171 créditos que representan un monto de 992 millones 171 mil pesos beneficiando a una población de las 16 delegaciones. Las delegaciones a las que se les ha otorgado más apoyo han sido Xochimilco, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Tláhuac e Iztapalapa.

Considerando que aún existe población afectada que no ha podido regresar a habitar sus viviendas, se implementó en coordinación con la Secretaría de Gobierno la segunda etapa de ayudas de renta que consta de cinco apoyos de 4 mil pesos cada uno en ministraciones mensuales a familias que habitaban inmuebles catalogados como afectados no habitables que pueden ser rehabilitados, no habitables que no pueden ser rehabilitados.

En esta segunda etapa, se han beneficiado a 6 mil 508 familias; se han entregado 13 mil 962 cheques por un importe total de 55 millones 848 mil pesos.

En lo que se refiere a la reconstrucción de inmuebles que fueron afectados estructuralmente y que no quedaron en condiciones de habitabilidad, actualmente, el Instituto de Vivienda tiene en trámite 12 inmuebles: nueve en proceso de construcción y tres en proceso de integración de expedientes, en donde habitaban 271 familias. A la fecha, se han erogado 158 millones 411 mil 807 pesos.

El estado del proceso de los nueve inmuebles en construcción es el siguiente: Doctor Lucio no. 103, denominado “Osa Mayor”, colonia Doctores, en la delegación Cuauhtémoc. En este predio, tenemos ya un avance de demolición del 100 por ciento y un avance del 60 por ciento en cimentación, excavación y pilotaje. Se verán beneficiadas 56 familias y se construirán ocho locales comerciales.

Tenemos también en Galias no. 31, colonia Lomas Estrella en la delegación Iztapalapa, este predio cuenta con un avance de demolición del 100 por ciento y llevamos un avance del 95 por ciento en cimentación, excavación y pilotaje.

El inmueble de Galias no. 47, Torre A, colonia Lomas Estrella, delegación Iztapalapa, también tiene ya la demolición al 100 por ciento y el avance en cimentación, excavación y pilotaje es del 15 por ciento.

El inmueble ubicado en Tlalpan s/n, edificio 1C, Multifamiliar, delegación Coyoacán, tenemos un avance de demolición del 80 por ciento, en donde serán 40 familias beneficiadas.

El inmueble de La Morena no. 1068 en la colonia Piedad Narvarte, delegación Benito Juárez, lleva un avance de demolición del 90 por ciento.

Miramontes no. 1868 en la colonia Campestre Churubusco, delegación Coyoacán, lleva un avance del 85 por ciento en demolición.

Paseo Nuevo no. 65, colonia Paseos de Taxqueña, delegación Coyoacán, llevamos un 80 por ciento de avance en el proceso de demolición.

Avenida Chapultepec no. 444, colonia Roma Norte, delegación Cuauhtémoc, ahí contamos ya con un avance del 30 por ciento en la demolición.

Doctor Lucio no. 102, conocido como “Centauro” en la colonia Doctores, nuestro avance de demolición es del 49 por ciento.

Estamos con otros tres predios que están en proceso de integración, que son: Cafetal no. 1710, colonia Haciendas de Coyoacán, en la delegación Coyoacán; Odesa no. 1222, colonia Portales Sur, en la delegación Benito Juárez, y Escocia no. 33, colonia Parque San Andrés, delegación Coyoacán.

Estos son los tres programas que ha trabajado el Instituto de Vivienda desde el sismo ocurrido el año pasado, el 19 de septiembre.

Y bueno, seguiremos trabajando en los créditos emergentes, en los apoyos de renta y en la reconstrucción de edificios. Muchas gracias.

SECRETARIO DE OBRAS Y SERVICIOS DE LA CIUDAD DE MÉXICO, GERARDO BÁEZ PINEDA: Buenas tardes a todas y a todos. Bienvenidos, muchas gracias.

La Secretaría de Obras tiene el gusto de informarles las acciones que hemos hecho en materia de los trabajos de demolición de algunos inmuebles que han sido detectados en colapso inminente en distintas delegaciones.

Desde octubre del 2017 hemos llevado a cabo a la fecha la demolición de 64 inmuebles mixtos, donde son tanto de uso habitacional, como de comercio.

Bueno, de esos 64 inmuebles añadiremos 11 más que se han demolido conjuntamente con los propietarios. Quiere decir que, al día de hoy, llevamos 75 inmuebles que han sido demolidos en 36 colonias, en ocho delegaciones políticas, fundamentalmente.

Entonces, les decía, las demoliciones al momento son 75: 64 demoliciones han sido llevadas a cabo por la Secretaría de Obras, 11 en coordinación con los propietarios —ahí lo podrán ver—; estas demoliciones se han desarrollado en 36 colonias, en ocho delegaciones.

Actualmente, tenemos cinco demoliciones en proceso; una más que está por iniciar y nueve más que tienen algunos problemas legales.

El proceso, como ustedes lo deben saber, el proceso de las demoliciones para llevar a cabo una demolición involucra, fundamentalmente, seis pasos.

El primero, en la detección del inmueble que va a ser que está con colapso, con riesgo de colapso, el cual se sube primeramente en la Plataforma o mediante alguna constancia post-sísmica.

Posteriormente, el Instituto de la Seguridad de las Construcciones elabora el dictamen correspondiente, donde corrobora si el inmueble está en riesgo de colapso.

Posteriormente, este dictamen es sometido al Comité de Emergencias. Posteriormente, del Comité de Emergencias pasa a la Consejería Jurídica para revisar todos los antecedentes registrales y poder hablar con el propietario para notificarlo sobre la demolición.

Una vez que está la carpeta ya liberada, procede la Secretaría de Obras a llevar a cabo la demolición. Y, posteriormente, el siguiente paso es turnarlo a él área de la Reconstrucción.

El protocolo… la Secretaría de Obras tiene un protocolo para la demolición de los inmuebles.

Lo primero que hacemos en cuanto sabemos que ya tenemos asignado el predio por parte del Comité de Emergencias, es el control topográfico del inmueble que va a ser demolido, como los inmuebles colindantes. El segundo es el dictamen para la demolición por parte de un corresponsable de seguridad estructural.

Esto quiere decir que, independientemente, que el Instituto para la Seguridad de las Construcciones elabora un dictamen donde dice que el inmueble está en alto riesgo; como protocolo, la Secretaría de Obras, conjuntamente con las empresas que van a llevar a cabo la demolición, hace un dictamen de demolición por parte de un corresponsable de obra, que es el que nos dice cuál es el seguimiento a seguir para demoler cada uno de los inmuebles.

Todos los inmuebles, cada uno de los inmuebles, tienen su propio riesgo y su forma de llevar a cabo la demolición.

Posteriormente, dentro de esta revisión con los inmuebles colindantes, se hace una fe notarial del estado que guardan los inmuebles aledaños al inmueble que va a ser demolido.

Una vez que tenemos esto, se hace el protocolo, nos establece que, de manera conjunta la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Protección Civil y Secretaría de Obras realizamos reuniones con los vecinos para platicarles toda la logística que va a ser durante el proceso de demolición, ponernos de acuerdo en fechas: fechas de cuándo iniciamos, fechas de cuándo nos liberan, fechas de cuándo se terminan.

Parte de este proceso es ponernos de acuerdo con los vecinos para el retiro de sus pertenencias; también, llevamos a cabo en este proceso, el retiro de las interferencias, sobre todo, cables de CFE, cables de las empresas fibreras, alumbrado público, árboles.

Una vez que tenemos esa liberación ya por parte de los propietarios, se lleva a cabo una minuta con los vecinos, donde ya nos dan, vamos a decir, las llaves y nos permiten el acceso al inmueble.

Una vez que estamos en el inmueble adentro, pues llevamos a cabo el desmantelamiento del inmueble y procedemos a la demolición manual del mismo.

Algunos inmuebles es necesario llevar grúas, como el caso de ahorita de “Centauro” para el retiro de los elementos de concreto, lo que son columnas, lo que fueron trabes, dado que son edificios altos y lo necesitamos hacer de esa manera.

Una vez que avanza la demolición —como ustedes lo han visto en varios casos—, cuando ya estamos en el segundo o tercer piso, ya inicia la demolición con maquinaria.

Ya que tenemos una plataforma con el material producto de demolición, aprovechamos esa plataforma para llevar a cabo la demolición del inmueble.

Acto seguido, una vez que se retira todo el escombro —que se van a tiros autorizados por SEDEMA—, se procede a la limpieza del terreno, a la colocación del tapial.

Y, el último paso que tenemos es la entrega física a los propietarios del inmueble correspondiente.

Este protocolo, como ustedes lo saben, se lleva a cabo entre la Secretaría de Obras, la Secretaría de Gobierno, la Consejería Jurídica (…).

A la Fecha, de estos 64 inmuebles, llevamos alrededor de 58 inmuebles que se han entregado a sus propietarios.

La diferencia radica en que, desgraciadamente, desafortunadamente — como ustedes saben—, en algunos de estos inmuebles, los propietarios fallecieron y los —vamos a decir— herederos están haciendo los trámites correspondientes para regresarles el inmueble o están haciendo algún juicio testamentario para que puedan obtener ya la custodia definitiva del predio.

En este caso, somos muy cuidadosos en el Gobierno de la Ciudad de México para entregar el predio a los legítimos propietarios y no a algunas personas —que a veces nos suele pasar— que dicen que son los propietarios y no lo son.

Bien, en el siguiente rubro quisiéramos mostrar el mapa —ustedes lo ven—, cuáles son —ahí están ubicados con unos puntitos rojos—, cuál ha sido la huella y en dónde se concentraron las demoliciones de los inmuebles.

A la fecha, son 20 inmuebles que han sido demolidos en la delegación Benito Juárez, 17 en Coyoacán, 27 en Cuauhtémoc. En estas tres delegaciones, quiero decirles, está el 75 por ciento de los inmuebles que hemos demolido a la fecha. Posteriormente, siguen Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac, la delegación Tlalpan y en Venustiano Carranza.

A la fecha tenemos, como les decía, 75 inmuebles demolidos, 64 por la Secretaría de Obras, 11 en acompañamiento con los propietarios. Y digo acompañamiento porque todo el tema de inicio, de notificación es de manera conjunta. Tenemos los demás que están por demolerse.

La siguiente gráfica que quisiera mostrarles es lo siguiente: a partir del 15 de octubre que iniciamos actividades de esta forma —esto no quiere decir que la Secretaría de Obras y las direcciones ejecutivas, ejecutoras, de estos trabajos no hayan atendido algunas emergencias antes—, pero a partir del 15 de octubre que iniciamos la demolición de un inmueble en Yacatas y Concepción Béistegui, en siete meses del 15 de octubre al 30 de mayo —ustedes pueden verlo en la gráfica—, atendimos la mayor parte de los inmuebles, la demolición de los inmuebles, atendimos cerca de 60.

Esto nos quiere decir que en estos siete meses, correspondiente a 22 semanas, y si consideramos el tiempo que trabajan las constructoras —lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado mediodía— cinco días y medio, consideramos 121 días que, dividido entre estos 60 inmuebles, la Secretaría de Obras y, principalmente, las áreas ejecutoras de la Secretaría de Obras, llevaron a cabo una demolición de edificios cada dos días; esto es importante señalarlos —y en la gráfica es muy gráfica, cómo en esos siete meses atendimos la emergencia—.

En estos inmuebles —y me refiero a la emergencia en estos inmuebles—, se han atendido a la fecha, hemos mitigado el riesgo de 375 inmuebles aledaños.

Quiere decir que considerando aquí el inmueble, el edificio que estaba dañado, junto con los… consideramos a los colindantes, hemos mitigado el riesgo a 375 inmuebles.

Y aquí hago mención y pongo el ejemplo del caso de Paseo del Río número 10, que si bien era un edificio de 12 niveles, a los lados había cerca de 160 familias que habían desocupado sus inmuebles y no podían vivir por el desplome de este edificio y porque este edificio también había dañado, había golpeado al edificio aledaño.

En estas actividades también informarles, han participado cerca de 500 trabajadores, con un recurso de 368 millones. La cifra que tenemos son 174 mil metros cuadrados que hemos llevado a cabo la demolición; 143 mil metros cúbicos de retiro de escombro.

Hemos… si consideramos cada uno de los niveles que se han demolido, son 402 niveles y que corresponden un símil a nueve veces la Torre Latinoamericana.

Algo importante en esta mitigación de riesgo, ha sido que avenidas como Calzada de Tlalpan —no toda la Calzada de Tlalpan, pero algunos puntos de Calzada de Tlalpan—, División del Norte, el propio Circuito Interior en su tramo Melchor Ocampo, Calzada del Hueso, Canal de Miramontes, Calzada de la Viga, el Eje 3 Poniente, el Eje 3 Sur, avenida Sonora, en la zona de la Condesa; se han podido restablecer, al no estar en riesgo en inmueble, al no estar cerrada la banqueta, al no estar cerrada las vialidades, hemos permitido restablecer la movilidad y que las condiciones de cotidianeidad, pueda la gente seguir continuando con su vida; igualmente en la colonia, en la avenida Álvaro Obregón.

Bien, la inversión está en un pay la siguiente gráfica: 368 millones 668 mil pesos, en color fucsia; tenemos contratado el 83 por ciento; por contratar, en azul el 12 por ciento y por recursos, el cinco por ciento.

Los inmuebles que nos faltan por demoler en la actualidad —y que estos se terminarán algunos la próxima semana—, serán Paseo de los Laureles 167, perdón 187, Nicolás San Juan (308), Doctor Lucio (102) —que se refería la licenciada, que se refería a “Centauro”—, ese todavía nos va a tardar un poco más.

Otro más que fue un emblemático en Viaducto Miguel Alemán (67) —que inclusive tenía mantas y que estuvo mucho en los medios, de que se vendía el terreno, de que no se atendía—, ya lo estamos atendiendo, y Avenida México 105.

Cinco inmuebles que están en proceso de demolición que, de manera conjunta, con los 75 que llevamos demolidos, esperamos en unas semanas más llegar a 80 inmuebles.

Muchas gracias por su atención. Es todo.


Publicado el 14, Septiembre 2018