Discurso | 17, Marzo 2017
Promulgación y Publicación de la Ley de Aparatos Auditivos en la CDMX

Discurso: Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Patio Oriente del Antiguo Palacio de Ayuntamiento

Tema: Promulgación y Publicación de la Ley de Aparatos Auditivos en la CDMX

Muy buenas tardes a todas a todos ustedes, quiero saludar la presencia del presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa; saludar a todos y cada uno de los diputados, de las diputadas que hoy nos acompañan; representantes de la sociedad civil; a las escuelas que hoy están con nosotros, muchas gracias a los niños y a las niñas que nos visitan el día de hoy, gracias por estar aquí.

Gracias también al Coro Esperanza Azteca de Iztapalapa, muchas gracias; a la jefa delegacional, jefe delegacional muchas gracias también por acompañarnos. A nuestro diputado de la Constituyente, gracias por estar aquí también. A mis compañeros de Gabinete, de Gabinete ampliado.

A los beneficiarios ya de este programa, qué bueno que están aquí con nosotros y además, qué bueno que dan testimonio de lo importante que es este trabajo.

Escuchábamos y la verdad es que nos alegraba parte de la tarde escuchar a estos jovencitos, estas jovencitas del coro y nos deja otra vez clarísimo la importancia de escuchar. Porque todo lo que nos han transmitido ellos con sus voces, con su música, con su alegría es porque podemos escucharlos; pero no hay que olvidar que hay otra parte de la sociedad, hay otras personas que no pueden disfrutar de eso que es, precisamente, la capacidad auditiva, y también tenemos que ocuparnos de ellos.

Y por eso yo quiero reconocer este trabajo que ha sido perseverante de la diputada Elena Segura, para llegar hoy a esta Firma del Decreto Promulgatorio de esta Ley, que eso es muy importante que la gente que hoy nos acompaña le quede claro.

No estamos hablando de un programa. No estamos hablando de una parte del ejercicio de Gobierno nada más, estamos hablando de una Ley, esto se está convirtiendo hoy en Ley de Atención a Grupos Prioritarios en la Ciudad de México.

¿Qué quiere decir con esto que se convierta en Ley? Lo que quiere decir es que no estará al capricho de las autoridades, no es: si alguien quiere atender o no quiere atender a las personas con una discapacidad auditiva que estén en situación de vulnerabilidad.

Porque está claro que puede haber otras personas que tengan una discapacidad auditiva, pero que puedan tener los recursos para atenderse o para mejorar sus condiciones auditivas.

Pero estamos hablando que cada uno de esos equipos que se están entregando tiene un costo promedio de ocho mil pesos o más y eso se vuelve inaccesible para muchas personas en la Ciudad de México. Eso se vuelve de difícil alcance para niños y niñas y entonces, nosotros lo que vamos haciendo y los que estamos haciendo en la Ciudad de México es reforzar estos programas.

Por eso se vuelve Ley la atención de cero a seis en la Ciudad de México, con la Asamblea Legislativa, por eso la Ley de las Cunas en la Ciudad de México, por eso reforzamos la tarea para hoy que sea Ley, la entrega de útiles y uniformes escolares, los dos, no solo uno, sino los dos. Por eso hoy tenemos una Ley que tiene que ver con el Sistema Alimentario para aquellas personas que no pueden comer en la ciudad, que no tienen qué comer en la Ciudad de México.

Eso es lo que hace diferente a la Ciudad de México de otros lugares, eso es lo que la marca y la señala como una Capital Social. Porque aquí se ha construido hoy un andamiaje jurídico que ya es muy sólido, muy grande, muy potente. Si nosotros lo llevamos a otros lugares nos preguntan: “¿oye y cómo hicieron allá?, ¿y qué es lo que están protegiendo?, ¿y cómo lo están protegiendo?, ¿y cómo cuidan a la gente?”

La mayoría del presupuesto de la Ciudad de México es un presupuesto de atención social que está destinado para esto, precisamente. Ya vimos que esta discapacidad auditiva no tiene edades, no escoge a quién o a quiénes puede afectar: niños, adultos, adultos mayores, diferentes etapas de la vida –como nos explicaba el doctor-.

¿Qué vamos a hacer para reforzar esta Ley? Primero, la dotación de recursos, porque me dirían ustedes: “Bueno, y que ¿vamos a entregar otra vez 500 aparatos auditivos?”

Ya vimos que esto es real, aquí tenemos niños y niñas que nos recuerdan que hay que atender, aquí tenemos adultos mayores que nos recuerdan que hay que atender; porque los síntomas a veces no son claros cuando son muy pequeños. Entonces, tenemos que hacer pruebas de tamizaje y tenemos que estar yendo con este equipo que estará en todas las delegaciones.

Los jefes delegacionales nos van a ayudar, se va acudir a Iztapalapa, se va acudir a Gustavo A. Madero, se va acudir a Coyoacán, donde hay mayor incidencia de este padecimiento; los doctores nos estarán diciendo.

Estaremos en Álvaro Obregón, estaremos en Venustiano Carranza, estaremos en todas las delegaciones, en Iztacalco; en todos los lugares donde se requiera la presencia y calculamos nosotros que tendremos un alcance, una meta inicial aproximadamente de dos mil 500 personas para atender en esta ocasión.

Lo vamos a hacer con un presupuesto que hemos ordenado ya que se disponga de 20 millones para poder llegar y para poder estar con la atención que se requiere.

Sabemos que esta disminución de la agudeza auditiva puede ser a veces por causas congénitas y a veces por causas adquiridas, son diversas, puede ser hasta un medicamento mal tomado el que te cause un daño al oído, puede ser un golpe, pueden ser muchas las causas y nosotros tenemos que estar atentos. Porque miren, en el ámbito personal, alguien que tiene una disminución auditiva le puede desencadenar otros padecimientos.

Le puede desencadenar llegar hasta una sordera total o bien llevarlo a ansiedad, a baja estima y por supuesto, a depresión, a temas de enfermedades psicológicas, psiquiátricas que son delicadas después para su atención.

Hoy la Ciudad de México está comprometida, hoy les quiero recordar como aquí lo han hecho ya mis compañeros que ustedes tienen una Constitución, no se tenía antes, hoy ya se tiene, la Ciudad de México tiene una Constitución.

Que hay varios que quieren atacar y que quieren, pues está bien, está bien, como decían por ahí en los pasajes de la literatura: “déjalos, déjalos, si se hacen esos ruidos es porque estamos andando” ¿no? Cuando pasas por una ranchería y entonces escuchas ¿no?, ¿qué es lo que escuchas?, ¿se escuchan muchas cuando pasas por ahí no?, ¿qué quiere decir? que estas andando, que estás haciendo un camino.

No se había podido conseguir una Constitución para la Ciudad de México, hoy ya la tenemos, está bien, ahora quieren luchar y quieren pelear, primero firmaron, primero firmaron porque ahí se aprobó, muchos de los que aprobaron ahora, bueno, están un poco sorprendidos, vamos a ver cómo transcurre. Vamos a hacer una defensa seria de la Constitución de la Ciudad de México.

Vamos a defender los puntos que creemos que son absolutamente legítimos y vamos a respetar, que eso es muy importante decirlo hoy, vamos a respetar lo que decida la Suprema Corte de Justicia.

Pero lo que hoy yo le puedo garantizar a la Ciudad de México y a ustedes, es que vamos a seguir teniendo nuestra Constitución, esa no nos la quita nadie a ninguno de nosotros, esa ya no nos la quita nadie, y qué bueno que no nos la quita nadie porque miren, como dicen por ahí también, para muestra un botón.

Entonces, tienes hoy una Constitución Política que en el Artículo noveno te dice que hay derecho a la salud y que toda persona tiene derecho al nivel más alto posible de salud física y mental con las mejores prácticas médicas ¿cómo no va a merecerse eso la Ciudad de México?, ¿cómo se le va a regatear? o ¿cómo se va a escatimar?

¿Ustedes quieren que digamos aquí qué tienes derecho a que a veces te atiendan y a veces no? Pues claro que tenemos que poner lo mejor, porque así debe ser la Constitución de la Ciudad de México.

Hoy, para mí es motivo de alegría poder estar firmando este Decreto para beneficio de mucha gente real, de gente real. Aquí hay quienes ya traen sus aparatos auditivos ¿verdad?, ¿Quién trae sus aparatos auditivos? levanten la mano quienes ¿te cambia la vida verdad? ¿si o no?

Ahí están mis amigos de los medios de comunicación, te cambia la vida, porque no se vive el mundo igual cuando no lo escuchas, es otro mundo el que estás viviendo, es un mundo de silencio. Si un día hiciéramos el ejercicio de salir a la calle con los oídos tapados totalmente sin escuchar nada, estaríamos en un mundo de silencio y no podríamos estar disfrutando de esto que es la comunicación.

Qué bueno que ya tengan sus aparatos auditivos, mayor esfuerzo quisiéramos hacer, vamos a estar consistentemente luchando por tener más recursos para atender a más gente, para poder dar una mejor calidad de vida a muchas personas.

Hoy agradezco a todos mis compañeros, este es un trabajo que se ha hecho con mucho esfuerzo para beneficio de la Ciudad de México.

Vamos a una defensa seria de la ciudad ¿no? Pero queremos que nos acompañe la gente, que la gente nos acompañe en una defensa seria de la Ciudad de México, aquí muy cerquita, a la Suprema Corte de Justicia. Vamos a estar defendiendo la Constitución de todos nosotros.

Muchas gracias, que la pasen muy bien


Publicado el 17, Marzo 2017
Etiquetas