Discurso | 11, Octubre 2018
Inauguración de la Relatoría sobre Derechos de Personas Afrodescendientes

Discurso: Presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, Jacqueline L´ Hoist Tapia; de la próxima titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Almudena Ocejo Rojo, y de la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Margarette May Macaulay

Lugar: en las instalaciones del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, ubicadas en General Prim No. 10, colonia Centro

Tema: Inauguración de la Relatoría sobre Derechos de Personas Afrodescendientes

PRESIDENTA DEL CONSEJO PARA PREVENIR Y ELIMINAR LA DISCRIMINACIÓN DE LA CIUDAD DE MÉXICO (COPRED), JACQUELINE L´HOIST TAPIA (JLT): Muy buenos días a todas, muy buenos días a todos. A quienes estamos de este lado, también muy buenos días.

La internacionalización de las ciudades trae como resultado que los gobiernos locales seamos cada vez más actores clave frente a la agenda global. Es así como, resultado de la vinculación estratégica mandatada por nuestra ley para prevenir y eliminar la discriminación de la ahora Ciudad de México, hemos impulsado desde este Consejo el intercambio y construcción de agendas internacionales en la materia que permita, por supuesto, construir frentes comunes para hacer efectiva la transversalización del principio de no discriminación y garantizar el trato igualitario y los derechos humanos.

Mismos que deben ser garantizados, tienen que ser respetados, protegidos a través de hacer valer hoy nuestra Constitución. Un claro ejemplo es que en ese aporte, es de destacar, que este reciente acompañamiento que ha hecho el Consejo vino a proporcionarlo a partir de 14 organizaciones solicitantes de la audiencia temática de derechos a las personas afromexicanas, afrodescendientes en México. Y fue, quiero que lo sepan, un hecho histórico de ser la primera audiencia del país en ese tema.

Esa audiencia se llevó a cabo y agradezco muchísimo a la presidenta en temas afro, Margarette muchísimas gracias por haber recibido a nuestras organizaciones, al pueblo afro de este país y escucharlo y conocerlo, muchas, muchas gracias.

Nosotros, nosotras acá en el Consejo tenemos la firme convicción de que solamente nos podemos armonizar, solamente nos podemos entender cuando nos reconocemos como iguales.

Hoy que la Comisión Interamericana esté aquí, precisamente en el Consejo para prevenir y eliminar la discriminación, hoy estemos aquí hablando de la importancia que han tenido las personas afro, las personas indígenas en esta Ciudad de México, las personas migrantes. Eso es lo que hoy nos ha fortalecido y nos seguirá fortaleciendo como Ciudad. Nosotras estamos totalmente convencidas que el trato igualitario es lo único que nos puede armonizar.

El pasado 17 de septiembre, como ustedes saben bien, entró en vigor la Constitución Política de la Ciudad de México, misma que seguirá la legislación en materia de planeación, la cual entrará en vigor a más tardar en abril de 2019.

En este tenor, se instalará posteriormente el Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva, que como sabemos será el órgano encargado de articular el sistema de derechos humanos para establecer un sistema de indicadores y derechos que permitirá fijar metas pero metas también en el presupuesto anual y evaluar las garantías de cumplimiento progresivo en el Plan General de Desarrollo que tendrá esta ciudad y que tendrá más de 20 años de vigencia.

Por eso, es que agradecemos que hoy nos acompañe, por eso quiero decir, y reitero que es un honor tener la presencia de la Presidenta comisionada Margarette pues hoy estoy segura, será un encuentro enriquecedor, un encuentro que nos logrará impulsar y facilitar una futura colaboración con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pero sobre todo incentivar desde el diseño, la implementación y el seguimiento de un sistema de planeación presupuestal con enfoque de derechos humanos.

Somos las ciudades las que movemos a los países, hoy la Ciudad de México está jalando con nuestras y nuestros invitados internacionales, ese compromiso profundo que tenemos en América Latina.

Nos parecemos tanto que muchas veces también nos parecemos en la forma en que discriminamos y afectamos la dignidad de las personas, por eso, el compromiso de esta ciudad es que no haya un solo rincón, un solo momento en donde se menoscabe a la dignidad, se pueda esconder en nuestra ciudad.

La Ciudad de México acompañará, con otras ciudades aliadas, encontraremos que nadie en América Latina se pueda esconder cuando haga menoscabo de la dignidad de las personas. Muchas gracias, muy buenos días. Bienvenidas y bienvenidos.

PRÓXIMA TITULAR DE LA SECRETARÍA DE DESARROLLO SOCIAL (SEDESO), ALMUDENA OCEJO ROJO (AOR): Buenos días, muchas gracias. Muchas gracias Jacqueline. Jefe de Gobierno, muchas gracias y muchas gracias Margarette por esta visita.

Creo que es una oportunidad para el Gobierno entrante estrechar estos lazos para poder avanzar con el tema de las poblaciones y los grupos afromexicanos y de descendencia afro.

Nosotros desde la Secretaría de Desarrollo Social, pero también con el compromiso de todo el Gabinete de trabajar juntos para que precisamente lo que está establecido ya en la Constitución pueda materializarse, para que no se quede simplemente en papel, y es una tarea de todo el Gabinete y un compromiso de la doctora Claudia Sheinbaum que podamos avanzar hacia el diseño de esas políticas públicas que permitan que la población afrodescendiente sea realmente incluida y avancemos hacia el bienestar y se consideren sus características específicas.

Creo que al menos tenemos varios retos enfrente, el primero de ellos es visibilizar que existe esta situación en la Ciudad de México. Hoy en día tenemos una población de 158 mil personas afrodescendientes en la Ciudad de México. Creo que una tarea importante por parte del Gobierno es visibilizarlos, que todos los demás que habitamos esta Ciudad de México sepamos también que somos vecinos todos y que formamos parte de la misma ciudad. Creo que pasa primero por ese aspecto.

El siguiente aspecto es poder documentar cuáles son las necesidades, las demandas y los intereses.

Históricamente ha sido una población, han sido grupos de la población de los que no se ha tenido información necesariamente precisa sobre cuáles son sus condiciones de vida y sus condiciones de bienestar y desarrollo, pero la información que se tiene, sabemos que están ubicados desafortunadamente en muchos de los índices bajos de carencias, de pobreza, de acceso a la seguridad social.

Entonces, creo que esto es un tema que se tiene que atender para poder avanzar hacia su inclusión, pero no sólo su inclusión, sino también después aquellas políticas que permitan su integración y su desarrollo en la Ciudad de México; que formen parte, que se incluyan en la dinámica de desarrollo socioeconómico de la que el resto de la ciudad va avanzando y que no necesariamente estos grupos han podido formar parte por estar invisibilizados y estar en situaciones de exclusión.

Por otro lado, qué tipo de intervenciones, de programas y de acciones de gobierno estaremos diseñando y considerando para tener una particular atención a estos grupos que no se les ha dado la atención necesariamente pertinente en todo nuestro país, como decía por esta condición de invisibilidad. Pero fundamentalmente también garantizar que los derechos establecidos en la Constitución sean una realidad y eso siempre pasa por acceso y especialmente estando aquí en COPRED por garantizar un trato igualitario y eliminar todo tipo de discriminación, para que realmente seamos todos vecinos de esta gran ciudad.

Les agradezco mucho su presencia, agradezco muchísimo la invitación y celebro mucho la llegada, la presencia de Margarette May. Estaremos desde el Gobierno de la doctora Claudia Sheinbaum y en nombre de la doctora Claudia Sheinbaum, todo el compromiso, el entusiasmo para que a partir de ahora tengamos una estrecha relación y podamos seguir avanzando con estos temas. Muchísimas gracias.

PRESIDENTA DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS (CIDH) Y RELATORA SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS AFRODESCENDIENTES, MARGARETTE MAY MACAULAY: Estimados colegas aquí presentes, buenos días a todos.

Es un gran honor para mí, participar como Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en mi deber de Relatora Especial de Derechos de las personas Afrodescendientes contra la discriminación, es un honor estar aquí, en este taller, en esta capacitación y déjenme decirles que le agradezco a Jacqueline a Claudia específicamente, y le agradezco también a usted Jefe de Gobierno por haberme invitado y por todo el trabajo que han estado realizando.

También le agradezco por el trabajo que sé que esperan que hagamos juntos para lograr nuestras metas, para mí es un placer estar aquí el día de hoy, la verdad es que me parece muy interesante escuchar todas las acciones que está haciendo el Gobierno en el tema.

México, ha sido un país líder en la adopción de políticas y programas de Derechos Humanos, además en el compromiso de todos ustedes.

Su compromiso demuestra lo que está haciendo México para avanzar con todas las medidas paras eliminar la discriminación en país y en la Ciudad.

Se estima que la población afrodescendiente en América está compuesta de más de 200 millones de personas, una cifra que equivale aproximadamente al 30 por ciento de la población total del continente, y se encuentran entre los grupos más empobrecidos de todo el continente.

Ha habido estudios que revelan que los factores raciales y étnicos son clave y contribuyen a la pobreza y a la exclusión social que enfrentan estos grupos; además hay una clara correlación entre la raza y la etnicidad. De hecho también con el acceso a los servicios sociales básicos como la educación, salud y protección social.

En 2001, la Declaración y el Programa de Acción de Durban, fueron aprobados por consenso en la Conferencia Mundial contra el Racismo en Durban, Sudáfrica.

El 23 de diciembre de 2013, la Asamblea General de Naciones Unidas, aprobó la resolución, número 68, barra 237, que proclama el periodo 2015-2024, como el decenio internacional de los afrodescendientes.

La resolución resalta la necesidad de fortalecer la cooperación nacional, regional e internacional, en relación con el pleno disfrute de los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de las personas afrodescendientes; así como su participación plena e igualitaria en todos los aspectos de la sociedad.

La OEA, que es la Organización de Estados Americanos, también ha señalado reiteradamente la necesidad de inclusión respeto por los Derechos Humanos y demandas específicas de este grupo.

Asimismo, la Asamblea General de la OEA, adoptó las resoluciones sobre el reconocimiento del año internacional de las personas afrodescendientes. Esta fue la resolución número 2550, y puso en marcha el plan de acción para el decenio de las y los afrodescendientes en las Américas, de 2016 a 2025.

Finalmente, en noviembre de 2017, entró en vigor la Convención Internacional contra el Racismo, la Discriminación Racial y formas Conexas contra la Intolerancia, la cual establece el deber de adoptar medidas especiales para salvaguardar los derechos de las personas que son objetos de racismo, discriminación racial y otras prácticas discriminatorias.

Además, la Convención establece que los Estados deben adoptar una legislación específicamente destinada a definir y prohibir el racismo, la discriminación racial y las formas conexas de intolerancia; ésta da una definición de racismo vinculante, habla de discriminación múltiple o agravante e intolerancia.

Además propone, entre otras atribuciones, proteger a todos los seres humanos del racismo, la discriminación racial y las formas conexas de intolerancia en cualquier esfera de la vida pública o privada.

Costa Rica, fue el primer país en ratificar el tratado, los instrumentos de ratificación se hicieron en agosto de 2016, y hasta hoy, solamente otro país ha ratificado la Convención, y es Uruguay. Lo hizo el 12 de octubre de 2017.

Esperamos que México pronto pueda ratificar, he escuchado ya promesas al respecto; así que me parece que ya firmó, pero todavía no ratifica, espero que pronto suceda.

30 días después de la segunda ratificación que fue la de Uruguay, la Convención entró en vigor. El 11 de noviembre de 2017.

En esta fecha los dos países ganaron mi aprecio por haber dado un paso tan importante hacia adelante en reconocer la definición legal del racismo y, también por adoptar las diferentes salvaguardas para mejorar la calidad de vida de la no discriminación de las personas.

Esto nos lleva a un proceso que sin duda será un hito en la protección de los afrodescendiente.

La Convención establece diferentes estándares internacionales importantes, como el reconocimiento de que la discriminación puede ocurrir, ya sea en la esfera pública o privada; además establece la posibilidad de sancionar las situaciones de discriminación múltiple o indirecta y, además se busca la adopción de acciones afirmativas dentro de las políticas públicas de los Estados.

Un punto clave de esta Convención, es que los Estados tienen el deber de adoptar medidas especiales con el objetivo de salvaguardar los derechos de las personas que son sujetos de racismo, discriminación racial y otras prácticas discriminatorias, como aquí la que ya se mencionó que se pretende hacer.

Además establece que los Estados tienen que adoptar legislaciones específicas para defender a la gente, prohibir la discriminación, la discriminación racial y otras formas conexas de intolerancia.

Por eso es de suma importancia que Estados miembros ratifiquen la Convención con el objetivo de promover las políticas públicas y los cambios culturales; hay que institucionalizar el tema porque este tema sigue afianzado en América y depende de los Estados llevar a cabo medidas para revertir la situación. Como un derecho y libertad específica, la Comisión ha dicho que tenemos que proteger a las personas no sólo como parte de la ley, sino que tenemos que adoptar diferentes políticas, legislaciones, programas y otras medidas que son necesarias para garantizar el goce absoluto de los derechos en todo el Sistema Interamericano de los Derechos Humanos.

Los Estados tienen el deber de proteger el desarrollo de estos grupos no privilegiados, incluso sus fronteras, y también tiene que proteger a aquellos en situación de vulnerabilidad o que están en algún tipo de desventaja en el ejercicio de sus derechos, sean derechos civiles, políticos, ambientales, culturales, etcétera.

El uso estratégico de las leyes y políticas de los Estados para luchar contra la discriminación es esencial, no solamente para promover el acceso a los derechos, sino también, para hacerlo de manera indirecta por las leyes y políticas, para fijar estándares que nos ayuden a tener un cambio en los comportamientos sociales.

Las leyes y las políticas existen para reflejar los valores de las sociedades y sus compromisos.

Por lo tanto, si un país está comprometido con la igualdad y la no discriminación, sus marcos legales y políticos deben reflejarlo.

Los Estados deben continuar progresando con sus leyes que fijan estándares contra la discriminación social, deben seguir educando a las personas en cuanto al racismo y deben eliminar el odio y la ignorancia desde las edades más tempranas de la niñez, y a través de toda la vida.

Así como adoptar diferentes legislaciones que claramente definan y prohíban la discriminación y la intolerancia y, es que sean vinculantes para los actores, tanto públicos como privados, solamente las leyes adecuadas y su entrada en vigor de manera adecuada, van a permitir que se cumplan los acuerdos internacionales y las leyes de derecho internacional.

La Comisión está muy ansiosa de trabajar con todas las agencias en la Ciudad de México y en todo el país para lograr estas metas. Muchas gracias.

Publicado el 11, Octubre 2018
Etiquetas