Discurso | 06, Septiembre 2018
Graduación de la Primera Generación del Programa “Maestr@ en tu Casa”

Discurso: José Ramón Amieva Gálvez, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Salón Yacatecutli de Expo Reforma

Tema: Graduación de la Primera Generación del Programa “Maestr@ en tu Casa”

Muchas gracias, muy buena tarde para todas y para todos. Reconocer el esfuerzo, la participación, el talento, el compromiso de la Secretaría de Educación de la Ciudad de México para hacer de este programa un programa exitoso.

¿En dónde se ve el éxito de un programa?, en que el deseo de quienes desearon, de quienes tuvieron la intención de estudiar y de obtener un certificado para acreditar esos estudios, estén el día de hoy aquí.

Estamos hablando de mil 200 constancias que acreditan que concluyeron sus estudias y 22 diplomas de educación media superior. Esta es la primera generación; esta es la generación que demuestra que no importa qué edad tengamos, no importa cuál sea nuestra realidad, siempre hay tiempo para estudiar y concluir esos estudios, si es que lo queremos hacer.

Muchas veces cuando vemos que hay que realizar o continuar algún estudio para obtener un certificado para poder tener mejor acceso a una oportunidad de trabajo o simplemente por el hecho de querer obtenerlo; como nos decían ahorita: “a veces resulta muy difícil. Vemos las guías, las guías se nos hacen complicadas cuando las leemos. Nos sentimos desorientadas, desorientados y a veces desanimadas”.

Si no existieran todas las maestras y maestros en alfabetización que estuvieron al pendiente de ustedes, que estuvieron atentos tanto de manera presencial, como a través de las redes —porque sé que por aquí hay un grupo muy importante que conformaron un grupo de educación en redes—, si sus maestras y sus maestros no hubieran estado atentos y atentas a ustedes literalmente los hubieran guiado, no estaríamos el día de hoy celebrando y festejando este momento.

Yo recuerdo con mucho cariño y sigo recordando a quienes fueron mis maestras y mis maestros, porque no solamente nos transmiten conocimientos, nos transmiten su alegría, su forma de ser, su visión de la vida.

Los maestros y las maestras se convierten en nuestros amigos. Les tenemos admiración, les tenemos confianza, pero sobre todo, le tenemos un agradecimiento muy importante y creo que el grupo de alfabetizadoras, alfabetizadores que el día de hoy nos acompañan y aquellas y aquellos que siguen todavía en su trabajo quiero reconocerles de verdad, porque forman la parte toral de nuestra Secretaría de Educación.

La educación es aceptar el conocimiento y la certificación. Y es, precisamente, a través de la labor de este programa que el día de hoy lo alcanzamos.

Felicitaciones y agradecimiento al Instituto para la Educación, el Instituto Nacional de Educación para las Personas Adultas decirles que, obviamente, ellos nos otorgan esa certificación que es válida y absolutamente en todo tramite en cualquier solicitud de trabajo y para todo acto, todo acto jurídico que pretendan realizar.

A nuestro secretario de Educación, Mauricio Rodríguez Alonso, quien junto con su equipo de trabajo, a través de personas muy comprometidas como la Dirección General de Educación Inclusiva y Complementaria, han logrado llegar el día de hoy.

Reconocerles el esfuerzo. Decirles que este logro también es el logro de sus amigos, de su familia.

Cuando ustedes lleguen ahorita a la casa —si ya obtuvieron su constancia y si no, vamos a tramitarla de manera muy rápida—, muestren en su casa con sus seres queridos, con sus amigos esta constancia, es producto de su esfuerzo, de su entrega, de su dedicación. No se regaló nada a nadie y ustedes lo saben, aquí no se reconoció nada a nadie que no lo haya logrado y que haya dejado su esfuerzo y su dedicación.

Esto significa, muy seguramente, como cuando uno como padre, como hijo entrega una constancia de estudios para decir: “mira, aquí está, sí pude” y, uno como hijo, como papá se siente bien orgulloso. Imagínense el orgullo y la alegría que van a dar ustedes entre sus seres queridos cuando vean esto que es un documento que contiene, que refleja su esfuerzo y su dedicación.

El día de hoy concluyeron una etapa. Las etapas en la vida siguen, hoy lo hicieron de manera exitosa y lo van a seguir haciendo de manera exitosa.

Decirles a quienes nos acompañan el día de hoy y dieron un esfuerzo adicional porque son hermanas y hermanos migrantes, porque tuvieron un contacto difícil con autoridades de otro país y ahora están con nosotros; por quienes tienen alguna situación de vulnerabilidad o alguna situación especial, pues muy doble reconocimiento; son ustedes además ejemplo para que todas y todos sepamos que la educación es un vehículo para mejorar en la vida, pero sobre todo, es un esquema para demostrar que se pueden hacer las cosas no importa cuál sea nuestra situación.

Y en este momento nos ponemos al nivel, nos ponemos en el mismo lugar que todas y todos. Esto habla bien de la ciudad. Habla bien de ser una ciudad inclusiva. Habla bien de ser una ciudad que pugna por la educación, que busca la certificación, pero habla bien, habla mucho mejor, habla de manera excelente de las mujeres y hombres que habitan esta ciudad y que el día de hoy están aquí reunidas y están mostrando de manera satisfactoria, de manera orgullosa para ustedes y sus familias, que ya cuentan con esta constancia.

Muchas, muchas felicidades a nuestras graduadas, a nuestros graduados, a nuestras profesoras, profesores, a todo el equipo de Secretaría de Educación, al INEA por el día de hoy.

Que tengan muy buen día todas y todos.

Publicado el 06, Septiembre 2018
Etiquetas