Discurso | 12, Septiembre 2017
Graduación de la policía de CDMX

Discurso: Miguel Ángel Mancera Espinosa,Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Instituto Técnico de Formación Policial

Tema: Ceremonia de Graduación de la Policía de la Ciudad de México

Muy buenos días a todas y todos los distinguidos invitados que nos acompañan, a todos nuestros hombres y mujeres elementos de la policía de la Ciudad de México que hoy se gradúan. A todas y todos ustedes mi reconocimiento, el reconocimiento de todos nosotros por el esfuerzo realizado y hoy por la culminación de esta meta, de este propósito.

En hora buena compañeros, primero; un aplauso para ustedes por todo este esfuerzo, por todo este logro, por el apoyo de sus familias también. Quiero agradecer la presencia siempre estimulante de todos los que nos acompañan el día de hoy de las diferentes embajadas, quienes nos han apoyado en tareas propias de capacitación, de intercambio de experiencias importantes y por supuesto apoyos que siempre reconocemos para nuestra policía, la policía de la Ciudad de México.

Quiero agradecer también de manera particular a la Embajada de los Estados Unidos, al FBI que nos ha ayudado con nuestro stand de tiro virtual y a todos, a todos y cada uno de los agregados de las diferentes embajadas que nos acompañan, muchas gracias, gracias por el apoyo sostenido.

Agradecer a las fuerzas armadas siempre es importante, en el trabajo del día a día que a todos nos importa. Agradecer al Ejército, agradecer a la Marina, agradecer por supuesto también a las instancias federales de seguridad con quienes trabajamos y seguiremos trabajando de manera coordinada por esto que es un tema común el de la seguridad nacional.

Hoy también quiero agradecer a los comités nacionales, a la representación que nos acompaña aquí en presídium y a todos y a cada uno de los que están presentes, son una pieza fundamental de enlace, de comunicación y por supuesto de apoyo para nuestros elementos.

A todos los comités ciudadanos de Miguel Hidalgo, de Magdalena Contreras, de Xochimilco, de Cuajimalpa, de todas las delegaciones que nos acompañan el día de hoy muchas gracias. Gracias también a “OCRA” porque el reconocimiento que hace OCRA a la Ciudad de México en este clima que estamos viendo todos los días en donde las notas de la nota roja están presentes, en donde la incidencia delictiva libra una batalla contra los cuerpos de seguridad, siempre es estimulante que una asociación como OCRA que es la que tiene los números claros conjuntamente con AMIS -a quien también le reconocemos- tengan esta referencia para la Ciudad de México de reconocer a nuestros elementos de policía preventiva y de policía de investigación por la labor realizada.

Porque se está haciendo un trabajo consistente en la Ciudad de México contra el robo de vehículos. Lo mismo para la Asociación Mexicana de Bancos; el flagelo y el delito de robo a cuentahabiente es algo con lo que no damos cuartel, con lo que estamos combatiendo día a día y con ellos hemos construido estrategias también y hoy nos alienta a que reconozcan a nuestros compañeros de la policía de la Ciudad de México, de la policía de investigación porque vamos a seguir en esta línea, en esta línea de comunicación.

A quienes nos acompañan de otras instancias en las que hemos hecho un trabajo consistente, por ejemplo la NFL; dirán ustedes ¿la NFL que tendría que ver con todo este esquema?, la NFL tiene mucho que ver porque internacionalmente se reconoció el trabajo de seguridad de nuestra policía para tener eventos de clase mundial en esta ciudad.

Y es algo que yo les tengo que agradecer y todos les tenemos que agradecer a nuestros compañeros de las diferentes corporaciones que dan seguridad a esta ciudad. Porque pone el nombre en alto, de la Ciudad de México, con su trabajo, con su perseverancia, con su capacitación.

Hoy, compañeros y compañeras, además de esta graduación que nos llena de orgullo, que estoy seguro que llena de orgullo a sus familias, porque lo veo aquí en los rostros, en las expresiones de sus mamás, de sus papás, de sus hermanos, de sus hijos, de sus esposas, que vaya que han tenido que sufrir, han tenido que padecer el distanciamiento familiar, han tenido que acompañar este esfuerzo.

Pero estoy seguro que hoy se sienten muy orgullosos y muy orgullosas y estoy seguro que las mamás que están viendo a sus hijos ven una meta culminada, una realización.

Ellos han concluido con un trabajo muy importante en este curso de formación, ellos van hacia metas todavía superiores; porque hoy quiero anunciarle a mis amigos y amigas de los medios de comunicación que este Instituto de Formación de la Policía, que todavía lleva el nombre por ahí en algunos de sus símbolos y de sus líneas de identificación; a partir de hoy es la Universidad de la Policía de la Ciudad de México, así que quiero felicitar al Secretario y a todo el equipo de este Instituto por la transformación; a partir de hoy reconocida oficialmente como la Universidad de la Policía de la Ciudad de México.

Mi agradecimiento a la Universidad Nacional Autónoma de México, a la UNAM por todo el acompañamiento y también a la Secretaría de Educación Pública del Gobierno Federal, porque gracias a todo este esfuerzo y al tesón también de los directores y hoy de la directora, mujer, de este Instituto, pues hoy tenemos una Universidad a mucho orgullo aquí en la Ciudad de México.

También compañeros y compañeras les quiero decir que ustedes no van solos, el Gobierno de la Ciudad hace esfuerzos extraordinarios para acompañar su tarea, hoy estamos sumando equipamiento para esta policía, hoy estamos entregando 18 vehículos patrulla que se suman a las tareas, 277 moto patrullas, 50 cuatrimotos, 6 camionetas pick up equipadas como las que acabamos de ver en la demostración; dos vehículos Unimog que son los que tenemos allá a la entrada con un blindaje especial y que nos van a servir también para otras tareas como el auxilio a la población esos difíciles días de tormentas que nos dejan inundaciones aquí en la Ciudad de México.

20 radares preventivos, los radares que vieron allá afuera compañeros, compañeras, amigos y amigas de los medios de comunicación; no son radares de infracción sino son radares preventivos, son radares para que sepamos exactamente que hay que cuidar nuestras vidas y que hay que cuidar a nuestras vidas y que hay que cuidar las vidas de la ciudadanía. Nos indican la velocidad a la que vamos y dan mensajes también de esto, de la toma de cuidado y la toma de precaución.

Hoy la Ciudad de México tiene un lugar ganado a pulso como una ciudad responsable en el tránsito rodado. Los reconocimientos que tenemos de la ONU, los reconocimientos que tenemos de la Federación Internacional de Automovilismo, es por eso, por la labor de tránsito que se está haciendo. Ayer mismo tuvimos noticia ya de la OCDE, de esta organización internacional que nos ha dado la razón en las velocidades incluso para el tema del medio ambiente.

Así es, poco a poco como vamos logrando posicionar lo que es una realidad, la Ciudad de México tiene la punta de lanza en esto que es la formación policial y en esto que son los temas de innovación para dar mayor seguridad a la ciudadanía.

También estamos entregando 300 equipos anti motín, de los de última generación; estamos entregando 12 torres tácticas, como las que vieron ahí afuera, que estarán en diferentes puntos de la Ciudad de México auxiliando en las tareas de seguridad.

203 armas largas, 290 armas cortas, 212 mil 772 uniformes y mil 666 chalecos para todos nuestros compañeros y compañeras. Hoy, tenemos muchas labores por delante, compañeros y compañeras; yo los animo, yo los aliento para que sigamos con esta tarea, la tarea del día a día.

En ustedes confiamos la vida nuestra y la de nuestros hijos, la de nuestras familias, ustedes tienen una gran responsabilidad hoy a partir de su salida a las calles de la Ciudad de México.

Recuerden que no le damos seguridad a 9 millones de personas porque tienen ustedes que dar seguridad a quienes diario están aquí, de tránsito y a quienes nos visitan de otros lugares; por lo que su labor será de dar seguridad a cerca de 16 o 17 millones de personas. Pero esta policía lo puede hacer.

En todo el país hay alrededor de 330 mil, 340 mil policías; solo en la Ciudad de México tenemos más de 80 mil, quiere decir que tenemos el 30 por ciento de policía de todo el territorio nacional.

Esa es la cifra que nos demuestra que el país necesita mucha más policía, que necesita formar más policía como lo estamos haciendo aquí. Por eso en la ciudad no vamos a dejar de reconocer esta tarea, no vamos a dejar de invertir en nuestra policía, en su formación.

Hoy ustedes compañeros con esta universidad tiene la posibilidad de concluir satisfactoriamente estudios de licenciatura, de maestría como muchos de los que hoy nos acompañan, los felicitó.

No dejen de superarse, no dejen esta línea de trabajo permanente, así es como van a darle satisfacciones a su familias, a sus hijos, a sus esposas, a sus esposos. A todas las mujeres policías, mi respeto, mi admiración, siempre esta ciudad piensa en las mujeres y ustedes están cuidándonos también, así que, doble admiración para todas las mujeres policías, un gran aplauso de la Ciudad de México por la labor que realizan en el día a día arriesgando su vida por nosotros.

Por supuesto también nuestro reconocimiento y por supuesto, acompañamiento y solidaridad a las familias que hoy tienen la pena de nuestro compañeros caídos; a todos ellos desde aquí nuestro homenaje, desde aquí nuestro respeto y admiración. Pero así es el compromiso del servicio público.

Nosotros nos debemos a la ciudadanía compañeras y compañeros y esto es a lo que yo los animo el día de hoy, quiero decirles que siempre encontrarán un respaldo en su gobierno, en el Gobierno de la Ciudad de México, debemos ir en esa senda de respeto a los derechos humanos, del cumplimiento del deber.

Hoy sintámonos orgullosos de esta policía, de la Policía de la Ciudad de México, la policía que defiende a la ciudadanía, la política que cuida a la ciudadanía en todos los eventos. No solo aquellos de la lucha frontal contra la delincuencia, sino también cuando se requiere intervenir para cuidarnos, como ha sido ahora el caso de estas inundaciones que azotaron a la Ciudad de México.

Acabo de hacer un sobrevuelo hacia el sur de la ciudad y estamos recuperando ya todo el espacio que fue afectado, pero también en el terremoto que acabamos de pasar. Porque eso fue, 8.2, no estamos hablando de un sismo cualquiera, estamos hablando de un terremoto y también a nuestra policía la vimos cuidando, patrullando, ayudando, sirviendo, atendiendo a toda la ciudadanía y eso nos da mucho orgullo.

Nos sentimos orgullosos de ustedes compañeros y compañeras, los animo para que sigamos en esta línea de defensa de la Ciudad de México. Ustedes son el principal elemento que tenemos, ustedes son nuestro orgullo y así queremos que siga, así queremos que siga la policía, siempre por el bien de las familias de la Ciudad de México y de todos los que aquí habitamos y todos los que aquí convivimos.

Adelante compañeros, sigan en esta línea de superación; adelante a las familias, sigan apoyando a sus hijos, a sus esposos, a sus familiares.

Vamos por más todavía en la Ciudad de México, estos son hechos y no política. Nos vemos, que la pasen muy bien. Felicidades compañeros graduados, les deseo mucho éxito ahí en las calles, donde nos vamos a ver.

Que la pasen bien, muy buen día.

Toma de protesta

Policías de la Ciudad de México que con esta fecha culminan su curso básico de formación policial ¿Protestan seguir con fidelidad esta bandera, emblema de nuestra patria y defenderla con dignidad y honor?

R: Sí, protesto.

Si no lo hicieren así, que el Gobierno de la Ciudad de México y la ciudadanía se los demande.

Publicado el 12, Septiembre 2017