Boletín | 01, Noviembre 2018
GCDMX mantiene vivas nuestras tradiciones. Entrega pan de muerto para disfrute de capitalinos y capitalinas

Con el objetivo de mantener vivas las tradiciones, la cultura mexicana y contribuir a garantizar el derecho a la alimentación de las y los capitalinos, este jueves el Gobierno de la Ciudad de México, entregó en tres puntos diferentes, 55 mil piezas de pan de muerto.

Al encabezar este evento afuera de la estación del Metro Panteones, dónde se otorgaron 15 mil piezas de pan de muerto y 6 mil leches, el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez, destacó la colaboración de todas las empresas, así como de las mujeres panaderas que elaboraron el emblemático pan de esta tradicional celebración mexicana.

“Y, obviamente, dentro del programa de CANAINPA recuerden ustedes que las mujeres que han sido certificadas ya como reposteras, como chefs, que son quienes realizan el pan del día de hoy, son mujeres del programa para Erradicar la Violencia en contra de las Mujeres”, expresó.

Explicó que, “en lugar de hacer el evento que comúnmente realizamos en Zócalo, preferimos que fuera en un espacio como aquí en la colonia Argentina, de la delegación Miguel Hidalgo, donde converge el Metro, donde hay un panteón, que fuera la gente quien directamente pudiera tener acceso a esto”.

Es así como vecinos de la colonia Argentina y personas que se acercaron al lugar de convivencia armónica que propició la recreación y disfrute de los espacios públicos, donde niñas y niños, además, se divirtieron aprendiendo a hacer este pan tradicional en un taller, así como dibujos alusivos a la festividad.

La Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO), a cargo de Alejandro Piña Medina, organizó y contribuyó con 3 mil porciones de chocolate y 3 mil de café; además, la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (CANAINPA) proporcionó las 55 mil piezas de pan de muerto y la empresa mexicana de lácteos Lala, 6 mil porciones de leche.

Asimismo, se contó con la colaboración de Grupo Florida, México; Ilsa Frigo; Bola Roja; Harina Elizondo; Azúcar de Caña; Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera; Una; Nevada, Levadura Instantánea, y Deiman.

Cabe recordar que en 2008, el Día de Muertos fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El pan de muerto tiene su origen en la época prehispánica; su forma circular indica el ciclo de la vida y la muerte; la “bolita” de la parte superior simboliza un cráneo. Las tiras laterales simbolizan los huesos de los difuntos y las lágrimas de estos, están puestos en forma de cruz y señalan las direcciones del universo.

Este elemento esencial en las ofrendas, también fue repartido simultáneamente, en el Panteón San Lorenzo Tezonco en Iztapalapa, 20 mil piezas de pan, 1 mil 500 cafés, 1 mil 500 chocolates; así como en el Panteón San Isidro en Azcapotzalco, 20 mil piezas de pan, 1 mil 500 cafés y 1 mil 500 chocolates.


Publicado el 01, Noviembre 2018
Etiquetas