Discurso | 31, Julio 2018
Firma de Convenio de Colaboración con la CANIRAC

Discurso: José Ramón Amieva Gálvez, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Patio del Antiguo Palacio del Ayuntamiento

Tema: Firma de Convenio de Colaboración con la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados

Muchas gracias, muy buen día para todas y para todos.

Es importante recordar qué representa en una ciudad con las dimensiones y con la complejidad como es la Ciudad de México, la producción, la separación y el tratamiento responsable de los residuos sólidos.

Cuando hablamos de cuantos residuos sólidos se producen diariamente en esta ciudad y lo distribuyéramos un poco más o un aproximado entre los 9 millones 300 mil personas que habitamos, se produce por persona de manera diaria casi un kilo y medio de residuos sólidos.

Estos residuos sólidos casi, casi en su mitad, casi en el 50 por ciento —estamos hablando de un 46 por ciento— son inorgánicos. Y de estos residuos sólidos inorgánicos un poquito más y una cuarta parte, un 26 por ciento, pueden ser reciclables.

Esto involucra que tengamos una filosofía como ciudad para quienes estamos habitando y para las generaciones futuras sobre cómo queremos nosotros reflejar un pensamiento institucional de la generación de la separación y del tratamiento de estos residuos sólidos.

Es por eso que, cuando nos juntamos, nos reunimos como el día de hoy, primero, las compañeras y compañeros, tanto de gabinete como de gobierno de la ciudad, a quienes quiero reconocerles que estamos cerrando esta administración cada vez con un toque especial que refleja el trabajo de las mujeres y de los hombres que lo integran para decir que no hemos, ni vamos a dejar un solo día, de estar trabajando y de estar produciendo ideas o conceptos administrativos novedosos, como el que el día de hoy se presenta.

Esta reunión que se da conjuntamente con CANIRAC, a través de sus presidentes, sus representaciones, tanto a nivel local, como a nivel nacional; con las instancias de representación vecinal, que además son instancias de representaciones de los establecimientos mercantiles, de colonias o, yo diría, de barrios —porque me gusta más la división barrial, en nuestra ciudad de barrios tan emblemáticos como los que se ubican en la Roma, Condesa o en Polanco—, y la industria que vigila que las bebidas que se consumen, estén debidamente embotelladas, conservadas y que tengan lo que se ve al interior de esa botella; pues, es una reunión, es un motivo de coordinación y de sinergia importante.

¿Qué es lo que el día de hoy se genera como mensaje?, primero, reconocer a todos los establecimientos mercantiles que en esta ciudad cumplen con un servicio importantísimo: este servicio de proveer los alimentos preparados, el servicio de alimentos y bebidas para quienes habitamos para quienes nos visitan y dentro de quienes nos visitan, los visitantes que vienen con motivos turísticos.

Reconocemos que ustedes siempre están —siempre lo he mencionado— arriesgando su patrimonio, dando su trabajo de manera diaria y, además de eso, con una actitud siempre cordial y con un servicio que nos permite destacar como ciudad dentro de este país y dentro del mundo.

Eso es, verdaderamente, de reconocerse y de apoyarse por parte de un gobierno, la actividad de todos nuestros establecimientos mercantiles que prestan este servicio de alimentos y bebidas.

Segundo, ¿cómo lo reconocemos?, continuaremos a través de las instancias de gobierno aquí representadas, generando este esquema de acompañamiento en el cumplimiento de la normatividad en materia de salubridad local, en materia de protección civil, en materia de funcionamiento.

El tema, la idea es acompañarlos. No sancionar, no suspender, no clausurar, porque estamos conscientes que el esfuerzo que realizan, eso es lo que requiere.

El tema de seguridad que tenemos ya nuestro operativo especial para estas tres zonas: la Roma, la Condesa y Polanco, y no queremos, absolutamente, que ustedes como titulares de establecimientos mercantiles, ni las personas que acuden a consumir sus servicios, ni mucho menos las personas que trabajan para ustedes tengan absolutamente ningún, no sufran ningún tipo de delitos las personas en su patrimonio o en sus actividades.

Y el tercer punto es reflejar en todos los esquemas de comunicación que tiene el Gobierno, el orgullo que tenemos y la pertenencia que así damos por la actividad de ustedes como establecimientos mercantiles.

Este reconocimiento va ligado a tres elementos importantísimos: primero, dentro de estos residuos y dentro de los que se encuentran aquellos que tienen que ser, de alguna manera, comparados en su degradación por la naturaleza, se encuentran los popotes. Y los popotes tardan un periodo entre 50 a cien años en degradarse en degradarse en la naturaleza.

Si nosotros generamos este mensaje como ciudad y acompañamos a las ciudades tanto del país, como del mundo que ya lo están implementando, nuevamente, estamos manifestando una preocupación por el medio ambiente y el medio ambiente es de naturaleza global.

No podemos señalar que los efectos que se generan en el medio ambiente son únicamente locales; no, esto trasciende fronteras y tenemos un impacto importante de los plásticos.

Hace poco veíamos un reportaje de cómo se han ido acumulando estas islas de plástico en el mar o podemos ver aquí en la ciudad cómo en algunos momentos se tuvieron estos rellenos que primero se hicieron los hoyos, los espacios, después se metió la basura y después se enterró. Entonces, tenemos que ir mucho más allá en este mensaje que tenemos.

¿Qué es lo que se propone aquí?, pues obviamente que cuando una persona requiere una bebida o algún alimento que se tenga que usar un popote, se le pide que no ocupe el popote o que emplee los popotes realizados con este tipo de materiales vegetales que permite esa destrucción mucho más rápida.

A esto se unen los esfuerzos que hemos tenido por parte de CANIRAC en cuanto a no ofrecer la sal en los alimentos y esto, obviamente, previene y apoya mucho en las enfermedades crónico degenerativas como es la hipertensión.

Agradecerles también que estamos en el cumplimiento de esta ciudad y nuestros establecimientos mercantiles como espacios libres al 100 por ciento de humo.

Y, obviamente, estamos sumando otro esfuerzo más que es que las botellas que resultan de las bebidas que se sirven en estos establecimientos, sean destruidas.

Hemos tenido eventos anteriores donde acudimos a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Finanzas y presenciamos la destrucción de botellas que contienen licores o posibles licores que no sabemos cómo ingresaron al país o de dónde se obtuvieron las botellas y fueron rellenadas.

No quisiera yo imaginar ––ustedes no lo recuerdan, porque ya hace bastante años—, pero hace aproximadamente unos 20 años en una zona de Morelos se generó un alcohol adulterado y esa bebida alcohólica adulterada generó ceguera, incluso, la muerte de personas.

Si no estuviéramos nosotros al tanto de qué es lo que se sirve o de dónde proceden muchas bebidas, pues imagínense.

Entonces, ahora los establecimientos mercantiles señalarán cómo se destruyen las botellas, además se puede separar por el color y la composición del vidrio y pueden ser entregadas a las instancias recicladoras, que además creo que les dan un reconocimiento, no es obviamente, una actividad lucrativa, sino más bien es un reconocimiento a lo que se están realizando.

Entonces, esto es lo que queremos anunciar: dar el mensaje de cómo el gobierno está trabajando con nuestros establecimientos mercantiles que se incorporan ahora como una medida más de protección a las personas, a todas quienes vivimos, quienes nos visitan y quienes nos visitan de otros países, cómo nos estamos uniendo para dar un mensaje de protección, de conservación al medio ambiente y cómo cada vez mejoramos nuestro servicio.

Yo pediría al señor secretario de Salud y al señor secretario de Desarrollo Económico que diseñaran unas placas o alguna cartulina, que se colocaran en donde los titulares de los establecimientos mercantiles lo desearan; ya hay algunos mensajes que ya existen, pero creo que podríamos reconocer y agradecer por parte del gobierno lo siguiente.

Uno, “Espacios 100% libres de humo de tabaco”, proteger la salud de los no fumadores.

Dos, la destrucción de las botellas. De estas botellas que pueden ser ocupadas para algún fin que no es propio, como es rellenarlas de bebidas adulteradas.

Y la sal, que este programa me parece que se denomina “Menos Sal, Más Salud”, está vigente en ese establecimiento.

Y, ahora, el uso —¿cómo se llama doctor Rosales, lo de los popotes?— “Vive Sin Popotes” o lo que sería la no utilización de los popotes en estos establecimientos mercantiles o el uso de popotes bajo otra composición que sea amigable con la conservación del medio ambiente.

Pues esto es lo que queremos anunciar. Y decirles, aprovechar a todos los representantes de los establecimientos mercantiles que está abierta siempre la ventanilla, el número telefónico y la voluntad tanto del señor secretario de Desarrollo Económico, como de todas y todos quienes trabajamos en el gobierno para acompañarlos, para reconocerles en esta gran actividad que, reitero, da identidad y promoción a la Ciudad de México, que es la prestación de servicios en materia de alimentos y bebidas.

Muchas gracias por su atención. Buen día para todas y para todos.


Publicado el 31, Julio 2018
Etiquetas