Discurso | 05, Julio 2018
Entrega de Tarjetas de la Pensión Alimentaria a Adultos Mayores

Discurso: José Ramón Amieva Gálvez, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Auditorio Nacional

Tema: Entrega de Tarjetas de la Pensión Alimentaria a Adultos Mayores

Muy buen día para todas y para todos, muchas gracias por sus asistencia, por engalanar, darle vida, darle felicidad a este Auditorio Nacional.

Por ahí me dijeron que —no sé por qué cuando llegamos se pusieron muy tranquilos, muy bien portados—, me dijeron que por ahí ha habido música y va a haber música. Y que la idea es que disfrutemos de la música y cantemos y que bailemos y que celebremos que estamos aquí reunidas y reunidos. Y que además nos permitan a nosotros como Gobierno llegar a todas y a todos ustedes a través del programa de Pensión Alimentaria.

Saludo a todas y a todos quienes me acompañan en esta línea principal; a las compañeras y compañeros de Gobierno, a las compañeras educadoras, a los compañeros y compañeras del IAAM, el Instituto de Atención para Adultos Mayores o personas mayores de la Ciudad de México.

Y, especialmente, compartirles que nosotros a lo largo de nuestras vidas vamos escribiendo capítulos de vida. Si ahorita hiciéramos un ejercicio de un retroceso en el tiempo, nos acordaríamos de muchos capítulos de nuestra vida. La mayoría de esos capítulos de vida han sido de felicidad. Tal vez ha existido lucha, esfuerzo, sufrimiento, vicisitudes, problemas; pero hay algo que siempre nos anima a seguir adelante, y al momento de seguir adelante lo que nosotros decimos, lo que nosotras y nosotros decimos es: “que yo quiero vivir”.

En el caso de ustedes, han decidió vivir en la Ciudad de México. Han hecho de esta Ciudad de México su ciudad, porque aquí están ustedes, aquí está su familia, aquí está su casa, aquí está su patrimonio, pero sobre todo, en esta Ciudad de México está su corazón.

¿Qué es lo que tiene la Ciudad de México para las personas mayores? Primero, el reconocimiento. El reconocimiento de que las personas mayores en esta ciudad aportan, siguen trabajando, siguen aportando su conocimiento, pero también su actividad.

Para eso, tenemos que llegar a través de dos esquemas muy importantes para todas y todos ustedes: primero, la salud. La salud es lo que nos permite a nosotros tener fuerza, tener ánimo para poder disfrutar mejor las actividades y dar lo mejor que tenemos todas y todos.

Es por eso que, ahora los médicos tienen una especialidad muy importante, que son los médicos, hombre y mujeres médicos geriatras. Están exclusivamente para detectar, para atender medicamente, pero también para escuchar y también para acompañar.

Y lo segundo es la funcionalidad. ¿Qué es la funcionalidad? Pues va desde la activación física hasta el desarrollar todas las ideas, todos los sueños y todos los deseos que todas y todos ustedes tienen. Y, para ello, están nuestras educadoras. Nuestras educadoras están atentas a todos ustedes.

De verdad, veía ahorita, por ejemplo, a nuestra educadora Elodia que dice que lleva 14 años, pero yo creo que entró a trabajar a los nueve porque se ve muy jovencita. Ella, imagínense el corazón de ella y de todas las demás educadoras que son, de manera diaria, con toda la atención, dejando a un lado todos los problemas, que tiene la vocación para atender hasta 500 personas mayores.

Ellas se van a ocupar de la Gerontología, de su funcionalidad, de que ustedes estén bien, que lo que necesiten ellas lo escuchan y si no se puede a través de la Secretaría de Desarrollo Social, pues entonces buscan a través de otras áreas, muchas de ellas aquí reunidas, para hacerles llegar lo que necesitan.

El día de hoy se entrega una tarjeta —a ver si me presta alguien una tarjeta—, que es la Pensión Alimentaria. Esta Pensión Alimentaria es una cantidad de dinero que recibirán de manera cada primer día hábil de mes, ustedes tendrán su recurso, no importa que suceda, el recurso ya está y van a recibir ese recurso.

Y, además, van a incorporase a un sistema de trabajo —pero de trabajo de nosotros hacia ustedes, no de ustedes hacia nosotros—, a un sistema de trabajo para el turismo social, para créditos adecuados para sus lentes, su trabajo dental; para una serie de beneficios que poco a poco conociendo a través de las educadoras.

–– ¿A cómo estamos hoy señor director? Bueno, pero es que 5 de julio, y yo le estoy diciendo que cómo reciben su tarjeta el 5 de julio, ni modo que se tenga que esperen hasta agosto, ¿verdad?—. Ya traen sus tarjetas el depósito correspondiente al mes de julio.

Y decirles que, lo importante de este programa es que, es ley, es decir, va a seguir para ustedes, para todas las personas mayoras que ya tienen ese beneficio y para quienes ingresen a este beneficio en el futuro.

Segundo, cada año con año se tiene que actualizar este monto de acuerdo a la inflación o a un índice de ajuste que se llama, pero para ser más claros es a la inflación.

Y tercero, yo en mi caso, ya ahorita estoy prácticamente en la gira del adiós; ya en algunos días ya nos vamos, pero se quedan ustedes en excelentes manos. Se quedan ustedes en las manos, en el corazón y en la dedicación de las compañeras educadoras que están entre todas y todos ustedes y quienes verdaderamente deben recibir ese aplauso de reconocimiento por parte de ustedes.

Pues que este capítulo de vida, sea un capítulo de felicidad, eso es lo que deseo. Que sean felices, que vivan su vida al máximo, que se sientan parte, que se sientan parte de la ciudad y que la ciudad les corresponda. Bienvenidos a este sistema de protección social que es la Pensión Alimentaria.

Comúnmente, concluimos con un botonazo y, a través de ese botonazo, se empieza la entrega, la dispersión de las tarjetas, que va a ser muy rápido, ya cuando se den cuenta, cada quien va a tener su tarjeta y podrán continuar con sus actividades.

Voy a pedirle que este botonazo lo den dos personas de las que he aprendido mucho en el Instituto de Atención para las Personas Mayores: a Ana Gamble, de quien aprendí lo que significa tener un esquema cotidiano, diario, de apoyo a las personas mayores. Verdaderamente, ella es la que se ocupa de que todos los estudios, de que todas las acciones y que todo lo que hace el Gobierno sea de utilidad, pero sobre todo, sea de beneficio para todas y todos ustedes.

Y María del Rocío García que es la que incansablemente trabaja en logística y en toda la organización.

Yo me despido. Van ustedes a contar del uno al tres, cuando lleguen al tres, van a dar el botonazo e iniciamos con el proceso de entrega de tarjetas.

Que tengan muy buen día todas y todos. Muchas gracias por su atención.


Publicado el 05, Julio 2018