Discurso | 11, Julio 2018
Entrega de créditos de mejoramiento de vivienda

Discurso: José Ramón Amieva Gálvez, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Explanada de la delegación Iztacalco

Tema: Entrega de créditos de mejoramiento de vivienda

Muchas gracias, muy buen día para todas y para todos.

Primero que nada agradecer al señor jefe delegacional, Aurelio Alfredo Reyes, que nos haya permitido utilizar esta explanada para llevar a cabo este acto de entrega de cheques para vivienda, para mejoramiento de vivienda que el día de hoy el INVI da a todas y cada una, cada uno de ustedes.

Tiene usted una delegación muy bonita señor delegado, muchas gracias por invitarnos y felicidades por su labor, nuestro reconocimiento.

Al ingeniero Collins, titular del Instituto de Vivienda de esta ciudad y quien hace posible que estos créditos, que estos apoyos, pero sobre todo que esta atención tan oportuna e importante que tiene el Instituto de Vivienda se realice de manera cotidiana en todas las delegaciones, para todas las personas que requieren contar con su crédito, contar con su apoyo, que tengan acceso a él.

Ingeniero y al equipo de trabajo del Instituto de Vivienda, muchas gracias por darnos – primero a mí – la oportunidad de tener contacto con todas y todos ustedes y segundo cumplir con un programa prioritario para esta ciudad que es el mejoramiento de la vivienda de todas y de todos.

Decirles que escuchaba con mucha atención, pero sobre todo con mucha sensibilidad lo que Silvia Susana expresaba aquí con ustedes; decirles que hubo un cambio muy importante en esta administración respecto a la Ciudad de México, ese cambio se tradujo en la obtención, en la creación de una Constitución.

Antes, la Ciudad de México ––nos tocó a todas y a todos–– era conocida como el Distrito Federal y era una, así se le consideraba en algún momento, una oficina administrativa del gobierno Federal. Fueron muchos años de lucha jurídica, de lucha política para que contáramos con nuestra Constitución ¿y qué es la Constitución?

Yo siempre hago referencia a un prócer de la Patria, a don José María Morelos y Pavón que en su momento, en los años de 1800 elaboró un documento que se denominaba: “Sentimientos de la Nación”; y él lo denominó “Sentimientos de la Nación” porque precisamente ahí incluyó lo que pedíamos, lo que aspirábamos y lo que éramos como mexicanos.

La tarea que se tuvo en la Constitución de la ciudad es recoger lo que queremos como habitantes de la Ciudad de México, como pertenecientes a este territorio y hay un derecho que siempre voy a mencionar, que para mí es sumamente importante; el derecho que todas y todos tenemos a nuestra ciudad; el derecho a contar con servicios públicos, el derecho a contar con seguridad, el derecho a contar con un transporte, el derecho a contar con medio ambiente.

El derecho a contar con parques y jardines, el derecho a contar con una atención adecuada de sus autoridades. Todos estos conjuntos de derechos se refieren al derecho a la ciudad y yo describiré el derecho a la ciudad como la voluntad y el cariño que todas y todos tenemos para continuar viviendo en nuestra ciudad, en nuestras colonias, en nuestros espacios que se llaman hogares.

Continuar nosotros y que continúe nuestra descendencia, nuestros hijos y nuestras hijas, así como nuestros antepasados lo hicieron, porque le tenemos profundo cariño, arraigo, aprecio y pertenencia a la Ciudad de México.

Aquí hemos decidido vivir, aquí vamos a continuar y aquí vamos a seguir luchando, yo digo luchando porque la autoridad tiene que dar la cara y responder por las peticiones y por el cumplimiento de los derechos que todas y todos ustedes tienen.

Aquí hemos decidido vivir, vivamos lo mejor posible y cuando hablamos de vivir lo mejor posible hablamos de calidad de vida ¿a qué se refiere la calidad de vida? yo iniciaría señalando lo que tenemos el día de hoy.

Lo que tenemos el día de hoy es: si se cuenta con un espacio y ese espacio está destinado para nuestra vivienda, nosotros siempre la aspiración es queremos convertirlo en un hogar. Que sea un espacio seguro, que cuente con servicios, que sea un espacio en donde podamos nosotros regresar de nuestras actividades y podamos descansar, podamos convivir con nuestra familia, podamos recibir a una visita, podamos tener a nuestras personas mayores con mayor comodidad, podamos tener a nuestros hijos con mayor seguridad para que estudien, para que tengan momentos de diversión, para que sean espacios que nosotros les demos nuestro toque.

Por eso, una vivienda se transforma en un hogar cuando que sienten seguros, cuando se sienten cómodos y cuando se da ese esquema de calidad de vida. ¿Qué es lo que hace el gobierno de la Ciudad para dar, para apoyar, para coadyuvar en ese tema de calidad de vida? pues primero que nada contamos con el Instituto de Vivienda que este año ejercerá un aproximado de mil millones de pesos.

Esos mil millones de pesos el día de hoy se entregan un poquito más de 190 millones, el Instituto de Vivienda no es un banco, lo que el Instituto de Vivienda realiza no es un crédito bancario, no se cobra nada en exceso. Lo único que hace el Instituto de Vivienda, que es un fin muy justo, muy noble, es tomar el dinero, ocupar el dinero del presupuesto público, que es dinero de ustedes—porque es dinero y recursos públicos del pueblo— y generar estos apoyos, estos créditos para que después otras personas puedan tener acceso.

Por eso estamos aquí porque el orillar a alguien a que vaya a un banco pues obviamente es trámites, entrevistas, consultas a buró, intereses; eso no sucede con el Instituto de Vivienda.

El día de hoy a mí me da mucha alegría, me reconforta el corazón saber que esos mil millones de pesos serán ocupados para que ustedes, sea cual sea la necesidad de la vivienda; si requieren servicios adicionales, como la instalación de los calentadores solares; si ya es la tercera vez en este tipo de vivienda progresiva que dijeron: “voy a empezar poco a poco con mi vivienda y como ven que estoy cumpliendo, ya voy por mi segundo o por mi tercer crédito tuvieron”; o siendo la primera vez que se acercan para mejoramiento de vivienda, tuvieron la confianza de solicitar este crédito que el día de hoy se entrega y que a nosotros nos da la dicha de poderlos servir, de poderlas y de poderlos servir, es una oportunidad, la oportunidad que nos dan de servirles.

Entonces, ya para no extenderme, ya que vayan de una vez a cobrar el recurso y puedan empezar a lo que nos trajo aquí, que es a trabajar en sus viviendas y a ver los resultados, a ir con su familia y disfrutar y que sean acompañados por su familia en este mejoramiento de vivienda que se convierte además en su patrimonio. Todo el mundo siempre queremos tener un patrimonio, además de contar con un espacio agradable pues que se pueda realizar.

Les aprecio mucho su asistencia, sé que están aquí de las 16 delegaciones, decirles que este es un programa muy noble que continuaremos hasta el último día de la administración, que queremos que continúe porque, reitero, es el dinero del pueblo que se da para que las casas del pueblo se conviertan en hogares y que continuemos habitando esta ciudad que es la ciudad que queremos y la ciudad donde vamos a permanecer porque así lo hemos decidido y porque a ella pertenecemos.

Muchas gracias por su atención, muy buen día a todas y a todos.


Publicado el 11, Julio 2018