Discurso | 09, Octubre 2017
Duodécimo Concurso de Ensayo Caminos de la Libertad

Discurso: Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Club de Industriales

Tema: Cena de premiación del duodécimo Concurso de Ensayo Caminos de la Libertad

Buenas noches a todas y a todos ustedes, quiero saludar, por supuesto agradecer la invitación a esta importante convocatoria, al señor Sergio Sarmiento, de la misma manera reconocer la tarea y la labor que ya se ha mencionado aquí del señor Salinas.

Nosotros hemos dado cuenta en varias ocasiones de este altruismo y por supuesto de varias acciones que se han venido concatenando en favor de la sociedad, en favor de la Ciudad de México, siempre con convocatorias que suman, con convocatorias que nos llenan por supuesto de entusiasmo para participar por la mejora de lo que es la convivencia.

En ocasiones para luchar contra adicciones, en otras para limpiar de basura las calles o limpiar de basura los bosques; en algunas otras para llevar alegrías hasta los lugares más recónditos, más lejanos del país.

Pero siempre hay esa parte que aquí se ha comentado y se ha comentado ya en varias ocasiones del altruismo del señor Salinas, y yo se lo reconozco y se lo reconozco también a todo su equipo en donde la Ciudad de México ha tenido un papel destacado.

A Sergio Sarmiento simplemente periodista conocido por todos nosotros, periodista agudo, critico, siempre con el punto en el acento para poder llevar a cabo críticas constructivas que a todos nos sirven, pero por supuesto también propuestas de las cuales se pueden tomar temas muy importantes, temas de beneficio.

Así que esta convocatoria para poder reconocer a tanto talento –como aquí ha quedado demostrado-, es una convocatoria muy importante.

Llevamos ya 12 años de este premio, 12 años de esta trayectoria y cada vez nos sorprenden y nos seguirán sorprendiendo los talentos que concurren al Premio de Caminos de la Libertad.

No ha habido una sola edición que yo recuerde en las cuales yo haya participado, en donde algún joven o alguna joven no nos sorprenda con sus ensayos, con sus propuestas, con temas de tanta actualidad como el que aquí hemos escuchado.

Quiero reconocer por supuesto a John Manuel, quiero reconocerle por todo lo que aquí dijo, es verdaderamente aleccionador por muchas cosas, por muchos contextos de actualidad en el mundo y de los cuales México no escapa.

Nuestro país ha estado sometido a muchas presiones en sus últimas épocas y en los últimos años también, algunas que tienen que ver, como ya se dijo aquí con fenómenos de la naturaleza, donde se pone a prueba la resistencia, la resiliencia de México, donde a veces nos embate un huracán o donde enfrentamos una sequía, o donde estamos combatiendo para sobreponernos a una política de exclusión comercial, en donde se lucha en diferentes frentes.

O como apenas hace unos días a un sismo tan raro, tan particular como haber llegado el mismo día de hace 32 años y poner a prueba a la Ciudad de México. Una Ciudad de México que se ha mostrado solidaria, una Ciudad de México y un pueblo de México que se ha mostrado por supuesto tentado a la reflexión permanente de cómo se puede sumar en la ayuda necesaria de la gente que sufre, de todos los que sufrimos, porque estoy seguro que cualquiera de los que habitamos esta ciudad nos duele cuando se le lastima, nos duele cuando se ve envuelta en polvo de edificios derrumbados, o en fuego de edificios que han sufrido embates como este de la naturaleza.

Pero nos llena otra vez de fuerza, nos llena de entusiasmo escuchar que tantos jóvenes están participando con la aportación de las ideas.

Caminos de la Libertad es una apuesta muy importante, es una apuesta en la que nosotros desde el gobierno de la Ciudad de México siempre hemos creído y por supuesto que creemos que esta es la ruta para ser libres, el conocimiento que nos hace libres. Las propuestas son las que nos pueden hacer libres y hoy hemos escuchado propuestas muy interesantes, experiencias muy aleccionadoras.

Quiero felicitar de manera muy particular a la doctora Dora de Ampuero porque ella es un ejemplo, es verdaderamente también un privilegio que este premio que se está otorgando y este premio que se instituye sea en manos de una mujer como ella que se reciba.

Porque es un ejemplo para la lucha, es un ejemplo para por supuesto también esta tarea de enfrentar los embates del género.

Nos da muchísimo orgullo que sea usted quien lo reciba, enhorabuena, en verdad, merece usted un gran aplauso por todo lo que aquí nos ha platicado.

A usted y a su familia porque todos los que aprendieron economía en esas tardes que nos comentaba y simplemente decirle a los 367 participantes de más de 14 países en esta convocatoria, muchos de ellos muy jóvenes, seguramente alguna vez se estarán inscribiendo de nueva cuenta y entonces en esa introducción podrán trazar esas líneas y esas notas de: “Yo cuando era muy joven recibí un premio, recibí un premio en una ciudad que se había conmocionado, que enfrentó un sismo pero que estaba de pie, que nos recibió con los brazos abiertos y ahí recibí el premio de Caminos de la Libertad”.

Ahora pues escritores consumados que seguramente lo serán todos ustedes, muchas felicidades y muy buenas noches.


Publicado el 09, Octubre 2017