Discurso | 13, Septiembre 2018
Conmemoración del Día del Locutor

Discurso: José Ramón Amieva Gálvez, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: patio del Antiguo Palacio del Ayuntamiento

Tema: Conmemoración del Día del Locutor

Muchas gracias, muy buen día para todas y para todos. Creo que el día de hoy tengo un cierto nerviosísimo porque nunca había podido expresar mi opinión delante de tantas mujeres, de tantos hombres profesionales de la comunicación. Les pido su entendimiento si es que acaso llego a tener algún error en este mensaje que les voy a dirigir.

Primero señalar que sean bienvenidas, sean bienvenidos a este espacio emblemático de gobierno en toda Latinoamérica, es un edificio que se empezó a construir ahí por los años de 1520 y que yo considero que después de Veracruz alberga la primera representación de poder de Hispanoamérica en toda Latinoamérica.

Aquí fue sede de los virreyes, fue sede del cabildo, fue sede del movimiento independentista por Primo de Verdad y ahora mucha relevancia, mucho significado, mucha trascendencia por la presencia de las y los locutores de todo el país.

Decirles que espero que quienes nos visitan de otras latitudes, de otras entidades, su trayecto, su camino haya sido confortable. Decirles, que gusto tenerlas en esta, tenerlos en esta su Ciudad de México.

Están acompañándonos por parte del gobierno de la ciudad, nuestras compañeras y compañeros de Desarrollo Social, creo que muchas veces lo que se organiza en el momento es lo que mejor sale, en lugar de establecer una planeación entonces ahorita con la doctora Buaún vamos a ver que organizamos para que todas y todos ustedes puedan disfrutar un poco más su estancia en esta ciudad y lo que requieran, lo que nos pidan, algún sitio en especial, algún, yo diría, espacio que quieran visitar con gusto.

Y probablemente aquí lo estamos viendo, el día de hoy vamos a buscar un sitio cercano, doctora, vamos ahorita a organizarlo y quiero decirles, es que en provincia se desayuna muy tempranito soy del estado de Hidalgo pero luego hay costumbres de tomar entre el desayuno y la comida un pequeño refrigerio y ahorita nos vamos a organizar, porque el día de hoy el refrigerio corre a cargo, vamos a buscar un sitio del Gobierno de la Ciudad de México.

Pues, apreciar a la iniciativa que tiene la doctora Buaún de siempre poner en los espacios, en los momentos y a través de la voz de los gobernantes, la importancia, la trascendencia y la relevancia que tiene la locución en nuestro país.

Siempre a través de este tipo de evento y de muchos otros donde ella participa conjuntamente con todo el consejo directivo, la instancia directiva de las y los locutores en el país.

Pues, tenemos el gusto de tener contacto con ustedes y el día de hoy, reconocerlos previo al día del locutor.

Saludo a mis compañeras y compañeros, todas y todos, representantes dignas, dignos, tanto del gobierno de la ciudad como de las instancias de locución a nivel nacional y, de todas y todos ustedes, distinguidas, distinguidos, invitados.

Yo creo que, siempre la labor de las mujeres y los hombre locutores del país, tiene una función importante, son ustedes el canal de comunicación pero también tienen una magia, una magia de convertir a través de sus palabras, un mensaje que nos permite a nosotros despertar la reflexión, la crítica, la imaginación, el acompañamiento.

No importa en que momentos estemos ni cual sea nuestra situación, siempre a través de su labor nos brindan compañía, nos dan ese, nos permiten ese ejercicio de despertar a través de sus palabras, el mensaje que nos están dirigiendo.

Y ese despertar es considerar que ustedes tienen una responsabilidad importante, y esa responsabilidad es precisamente, hacer suyo lo que está sucediendo en un país, lo que está sucediendo en el mundo y poder transmitirlo, para que nosotros lo conozcamos y podamos tener nuestra opinión muy personal.

Muchas historias de vida se ven aquí muy reflejadas, sé que la principal es que inician muy jovencitas y muy jovencitos porque estaba viendo por la apariencia, la jovialidad, la fuerza, la presencia de nuestras y nuestros galardonados que empezaron a los diez años, muy jovencitas.

Pero esas historias de vida se van desarrollando y el día de hoy tienen un reconocimiento muy justo, muy digno, pero quiero agradecerles por las historias de vida que ustedes han creado.

Yo tengo a mi papá y el recuerdo que tengo siempre de las y los locutores es en los trayectos que hacíamos, en la casa siempre escuchar y cada quien con su estilo, con su forma. Les da esa singularidad, les da esa presencia única.

Son profesionales en la comunicación, pero son únicos en cuanto al corazón, a las ganas y al espíritu que les imprimen; eso es para nosotros un reconocimiento muy grande, estar entre maestras y maestros de la locución.

Porque además son conocedores de todos los temas; el generar un mensaje significa conocer el tema del que se va a tratar, significa retroalimentar porque se reciben comentarios del público, de a quien se dirige muchas veces o sobre el mensaje del que se trata y es conocer, retroalimentar, acompañar, llegar y decir “me pongo atrás de un micrófono y utilizo este micrófono para una proyección social”. La función que el día de hoy se reconoce es una función social.

Hace poco veíamos la historia de los medios de comunicación y los medios de comunicación han sufrido un cambio muy importante, pero no dejan de ser instrumentos tecnológicos; la tecnología nos ha permitido pasar de radios de diversos espectros a la radio digital, nos ha permitido tener ahora las redes sociales, pero la función de las mujeres y de los hombres locutores va a seguir vigente porque son la voz, son el mensaje, son la presencia que transforma lo que sucede y que lo hace del dominio público, del dominio del pueblo; eso es lo que ustedes logran y de verdad para nosotros es un orgullo estar entre tantas maestras, maestros de la locución, poder entregar estos reconocimientos y poder estar el día de hoy con todas y con todos ustedes.

Siéntanse bienvenidas, siéntanse muy queridos, reconocida, reconocidos y profundamente admiradas admirados por su labor.

Muchas gracias por el favor de su atención.

Tenemos entre nosotros a un maestro de ceremonias que es muy significativo porque yo tuve la oportunidad de conocerle en la Secretaría de Seguridad Pública, se nota la formalidad, se nota la potencia en el mensaje, no es un mensaje estrictamente que podamos entenderlo marcial, sino es un mensaje potente de acompañamiento.

Y vamos a entregar la medalla “Luis M. Farías” por 25 años de locución a Mario del Carmen Sánchez Morales, quien nos ha acompañado en innumerables eventos y que es un locutor de excepción para la ciudad

Publicado el 13, Septiembre 2018