Discurso | 30, Octubre 2018
Ceremonia de Graduación, Universidad de la Policía de la Ciudad de México

Discurso: José Ramón Amieva Gálvez, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México

Lugar: Universidad del Policía

Tema: Graduación de 700 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México

TOMA DE PROTESTA

Policías de la Ciudad de México que con esta fecha culminan su curso Básico de Formación Policial, ¿protestáis seguir con fidelidad esta bandera, emblema de nuestra patria y defenderla con dignidad y honor?

Policías graduados: Sí, protesto.

Si no lo hiciereis así, que el Gobierno de la Ciudad de México y la ciudadanía se los demande; pero si así lo hacen, vivirán en nuestro corazón y con todo nuestro agradecimiento.

DISCURSO

Muchas gracias. Muy buena tarde para todas y para todos.

El día de hoy damos fe del cumplimiento de una meta que es el inicio de un camino de vida para 744 personas, mujeres y hombres que han concluido su curso Básico de Formación Policial.

Me es muy grato la presencia de todas y de todos ustedes. El día de hoy contamos con un padrino de lujo, un padrino excepcional: don Juan Francisco Ealy, que es presidente del Consejo de Administración de El Universal, quien viene acompañado por su familia, por su equipo de trabajo.

Decirle, don Juan Francisco, que cuando usted inició este proyecto que se denomina: “¿Cómo vamos, Ciudad de México?”, fue precisamente conocer cómo va la ciudad para asegurar que siga siendo una gran ciudad. Y, dentro de ello, estamos nosotros muy conscientes y sabedores que la seguridad pública es una prioridad.

Reconocemos su trayectoria, la de todo su equipo de trabajo; el apoyo de su familia, quien además es parte de su equipo de trabajo y quien le da ese ánimo para continuar y para seguir informando de manera precisa, imparcial, certera, critica y profesional, lo que acontece en este país.

Decirles a todas y todos ustedes que reconozco el trabajo de la Secretaría de Seguridad Pública, de todas y todos quienes están aquí presentes coordinados, liderados por el ingeniero Raymundo Collins, quien tuvo una encomienda importante que fue: cada día ir avanzando, no dejar esta ciudad en manos de quien no se debe; no dejar esta ciudad en manos de los criminales y, poco a poco, se ha visto, ingeniero Collins, que ha estado usted y su equipo de trabajo a la altura de ese reto.

Decirles a todas y a todos los graduados, a sus familias que están el día de hoy con ustedes, que hemos tenido un cambio muy importante.

Esta Secretaría se precia de ser una Secretaría de las mejores del país, con el mayor número de elementos, con el mejor equipamiento, pero yo digo, la primera en cuanto al espíritu y la calidad de sus mujeres y de sus hombres que día a día se entregan.

Antes, cuando uno platicaba con quienes eran policías, decían: “yo ingresé a ser policía, porque no tuve otra opción”. El día de hoy vemos que el término de “opción”, se cambia por el término “vocación”.

“Yo tengo la vocación de ser mujer, de ser hombre policía y sabemos que venimos aquí a servir”.

Esta decisión, reitero, es el primer paso para una vida profesional, para decir: “soy el sustento de mi familia, encabezo y mantengo a mi familia y he adquirido el día de hoy muchas herramientas de conocimiento, de práctica que me van a permitir hacer mi trabajo, ayudar y sobrevivir cumpliendo con mi vocación. Además, no voy a dejar de ser policía terminando mi horario de trabajo”.

El ser policía se lleva en el corazón y se manifiesta en cada una de las acciones que hacemos.

Nosotros queremos que continúen con esta carrera. Y, agradecemos profundamente que esa vocación vaya acompañada de una entrega, de una entrega para su familia, para su ciudad y para su país.

Decirles a las familias que durante este tiempo que duró el curso –que ahora han acreditado todas y todos de manera satisfactoria–, contaron con su apoyo que muy seguramente a veces las veían, los veían llegar cansado, a veces fastidiados, a veces decir: “no sé si pueda yo concluir mi curso”.

Pues el día de hoy decimos que este curso se ha acreditado para todas y todos, han cumplido y el día de mañana inician con su etapa de servicio, con su acompañamiento, decirles que nosotras y nosotros en la Ciudad, queremos una ciudad que sea segura.

Y una ciudad segura refleja que podamos hacer nuestras actividades de manera tranquila. Que tengamos seguras a nuestras familias, a nuestros domicilios, a nuestras posesiones. Que podamos salir a los espacios públicos.

Y lo digo porque, justamente, cuando uno es víctima de un delito, cuando uno tiene una necesidad, sabemos que están nuestras mujeres y nuestros hombres policías, no solamente haciendo labores de vigilancia, de intervención, de operativos especiales, a veces ayudando a una mujer a que dé a luz; a veces destapando cuando los lluvias son intensas, como el día de ayer, y se colapsa nuestro sistema de drenaje, destapando las alcantarillas; ayudando al tránsito, protegiendo a las personas; orientando al turista.

Todo esto es servir. Servir a su ciudad. Todo esto es dignificar, dignificarse a ustedes y dignificar a su familia.

De verdad muchas gracias. Aquí lo que venimos nosotros es a decirles: “gracias”, porque confiamos en ustedes nuestra vida, la vida de nuestras familias y nuestras posesiones.

Decirle a todas y a todos, el tema de formación y capacitación es muy importante. Lo primero que queremos es que lleguen ustedes, que regresen ustedes sanas, sanos y salvos a su casa.

Y que al igual que el día de hoy, recibirán un abrazo, una felicitación, un reconocimiento tanto de sus familias, como de toda la sociedad; diario tengan la frente en alto, lleguen a su casa y digan: “soy policía, es mi orgullo y es mi forma de vivir”.

De verdad muchas gracias tanto a quienes el día de hoy obtiene su acreditación, se gradúan a través de este curso, como a todas y todos los que integran esta Secretaria de Seguridad Publica.

Nunca he recibido otra actitud más que de servicio, de entrega y de cumplimiento con los valores que además el día de hoy reciben y ratifican.

Pues enhorabuena. Felicidades a las graduadas, a los graduados. Muchas felicidades a sus familias y de verdad todo nuestro agradecimiento.


Publicado el 30, Octubre 2018