Boletín | 07, Julio 2017
Apuesta Gobierno de CDMX a políticas públicas de prevención de la violencia y el delito

· Firma Decreto para la Creación de la Unidad Técnica de Prevención Social de las Violencias

· Esta Unidad contempla proyectos de participación ciudadana en territorios con mayor incidencia delictiva

Al reiterar que el país necesita construir y consolidar una mejor policía, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, insistió en la importancia que ésta tiene en las tareas de prevención de la violencia y el delito.

Durante la firma del Decreto de Creación de la Unidad Técnica de Prevención Social de las Violencias, el mandatario capitalino indicó que prueba de ello es la labor que realizan los cuerpos policiacos en el operativo Fuerza CONAGO que inició este jueves en Acapulco, Guerrero.

“Nosotros creemos que hay que poner mayor énfasis en la prevención, estamos convencidos. Si en alguien confiamos para las labores de buen gobierno, tiene que ser en un cuerpo efectivo, confiable y capacitado”, aseveró.

El Jefe de Gobierno añadió que se debe revisar la resolución de libertad provisional de delitos que ahora no se consideran graves, dictaminada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“La expectativa con esa determinación es que pudieran salir cuatro mil personas de prisión, entonces ante eso habrá que preparar a la sociedad y la Unidad Técnica de Prevención Social de las Violencias es una buena vía, este es un buen camino”.

Aseguró que su creación es un gran paso para la CDMX, ya que permitirá al gobierno capitalino, instituciones, academia y sociedad, establecer sinergias para “atender causas y luchar desde la prevención. Eso es una fórmula que hoy está presentando la Ciudad de México y yo creo que nos va a dar muy buenos resultados”.

El mandatario capitalino sostuvo que la CDMX cuenta con los elementos necesarios para transitar por una ruta de prevención de la violencia, como la implementación de políticas públicas y el acompañamiento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Destacó que la participación ciudadana y el diálogo, principalmente con el sector de la juventud, reflejan una baja notable en conductas de violencia.

Por ello, explicó que la asignación de mayores recursos a demarcaciones con rezago posibilita el acceso a mejores condiciones de vida.

“Construir una sociedad mucho más armónica, con más tejido social, más solidaria es importante y sí, hay que atender las causas en cualquier lugar. Por eso estamos destinando inversión histórica a Iztapalapa. Si no llevamos desarrollo e infraestructura, pareciera que los estamos condenando a vivir en el mismo esquema de siempre y eso no puede ser”.

Resaltó que el gobierno de la Ciudad de México fue pionero en la propuesta del uso médico y terapéutico de la cannabis o marihuana.

El primer planteamiento se realizó en la Asamblea Legislativa “cuando dijimos: hay que darle un giro a este tema de la marihuana. Después se tomó banderas por todos lados, pero ahí fue la primera vez”.

La Consejería Jurídica y de Servicios Legales (CEJUR) de la CDMX, coordinará las acciones de la Unidad Técnica.

“Dicha Unidad propone un modelo innovador en materia de análisis, diseño e implementación de políticas públicas; de ahí la importancia de formar parte de la Consejería Jurídica“, afirmó el titular de la CEJUR, Manuel Granados Covarrubias.

Detalló que para atacar los factores y las causas de la violencia en la capital del país, la Unidad Técnica se guiará en principios de planeación y coordinación entre ciudadanía, instituciones, expertos de la sociedad civil, académicos y organismos internacionales para la elaboración de políticas públicas preventivas de fomento a la cultura de paz y la no violencia.

El consejero expuso que su operación se realizará de manera transparente y bajo la premisa de rendición de cuentas y aseguró que se pretende potencializar sus resultados para que sea replicada en el resto de la República.

Con base en un diagnóstico inicial, comunitario y psicosocial, la Unidad Técnica aplicará metodologías integrales para la gestión de proyectos piloto en territorios prioritarios en materia de violencia.

Se instrumentarán mecanismos de participación ciudadana con base en una visión incluyente y de incidencia que favorezca el empoderamiento comunitario y la cohesión social.

Favorecerá la coordinación para el intercambio de mejores prácticas y fortalecerá el ejercicio presupuestal existente de las institucionales.

Y, finalmente, promoverá su difusión de manera estratégica para hacerla del conocimiento de la población.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX, Álvaro Augusto Pérez Juárez, celebró la creación de la Unidad y resaltó que es parte de las acciones concretas del gobierno local para erradicar de origen la violencia.

Señaló que la incidencia delictiva disminuirá conforme se resuelvan las necesidades de bienestar en la sociedad, por lo que las procuradurías, jueces y policías no representan la única solución.

El representante de la oficina de la ONU contra las drogas y el delito, Antonio Mazzitelli, reconoció la labor del gobierno capitalino en materia preventiva con la puesta en marcha de la Unidad. Dijo que se trata de una inversión en el futuro que se suma a la que se realiza en la creación de más espacios públicos de convivencia para la sociedad local.

Al evento asistieron la profesora investigadora del CIDE, Ana Laura Magaloni; la representante del BID en México, Verónica Zavala Lombardi; el director de la OCDE, Roberto Martínez Yllescas; la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado Castro; el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Leonel Luna Estrada, e invitados especiales.

Publicado el 07, Julio 2017